geotab

Geotab, una compañía especializada en IoT (Internet of Things) y vehículo conectado, ha hecho público el lanzamiento de una herramienta de análisis de degradación de las baterías de vehículos eléctricos que recibe el nombre de EV Battery Degradation Tool.

La herramienta de Geotab ofrece comparativas y una evaluación de la salud de las baterías mediante datos agregados que provienen de 6.300 vehículos eléctricos. Así, evalúa datos procesados de 64 marcas de vehículos teniendo en cuenta diferentes modelos y años de fabricación. Gracias a los datos obtenidos con la herramienta se ha determinado que, si los ratios de degradación de las baterías se mantienen constantes, la mayoría tendrá una vida útil mayor a la del vehículo (un mínimo de 8 años), por lo que podrán almacenar energía durante más tiempo y tener una segunda vida.

Siendo un indicador vital del valor residual del vehículo, la salud de las baterías influye de forma directa en la autonomía límite de un trayecto. La herramienta de Geotab sirve en este sentido para tomar una decisión a la hora de comprar un coche eléctrico.

Iván Lequerica, vicepresidente de Geotab para el sur y oeste de Europa, explica:

“Si tenemos en cuenta que estamos en las primeras etapas de adopción de vehículos eléctricos, la salud de las baterías es una preocupación fundamental para los gestores de flota y los propietarios. Bajo una perspectiva de ciclo de vida, la salud de la batería es clave, dado que es el componente más caro en un vehículo eléctrico y además tiene un impacto directo en su autonomía. Con la herramienta gratuita de Geotab para analizar la degradación de las baterías, los gestores de flota, compradores de vehículos eléctricos y aquellos que estén considerado hacerse con uno, tendrán toda la información que necesitan para decisión de compra, conducción y mantenimiento”.

Datos más relevantes de la herramienta de Geotab

Entre los datos más interesantes que ha arrojado la investigación de Geotab gracias a su herramienta destaca que la pérdida media en almacenamiento de energía es de un 2,3% al año. Para un vehículo eléctrico con autonomía de 240 km, se estima que los propietarios perderían 17 km de autonomía tras 5 años.

Del mismo modo, se ha determinado que las baterías con una buena gestión de su temperatura muestran una degradación más lenta, así como que los vehículos con batería que utilizan reguladores de potencia tienden a una mayor duración de la batería.

Por otra parte, apuntan algo muy importante: usar mucho un coche eléctrico no implica necesariamente una mayor degradación de la batería. También señalan que los vehículos que se conducen bajo altas temperaturas muestran una mayor degradación de la salud de las baterías.

Por último, desde Geotab señalan que el uso de cargadores rápidos de Corriente Continua (DC) parece acelerar el proceso de degradación, pero no existe una gran diferencia en la salud de la batería con un uso frecuente de cargadores de nivel 1 frente a cargadores de nivel 2.

Fuente: Geotab

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here