Toma de carga del Audi e-tron
Toma de carga del Audi e-tron

No hay ni fecha de aplicación ni detalles de cómo se llevará a cabo. Sí un compromiso anunciado por el ministro de Transportes para crear una red de carga en carretera.

A nivel privado, la ampliación de los puntos de carga para coches eléctricos es un hecho. Sirva de prueba estos tres titulares publicados en Movilidadelectrica.com en los últimos días:

Ha habido más: la campaña de Iberdrola para premiar ideas de carga colaborativas, el acuerdo entre E.On y el Grupo Volkswagen

Todas tienen un punto común: son iniciativas privadas. Y eso hace que sean muchas las voces que se alcen y pregunten: ¿qué está haciendo la Administración? ¿No hay planes públicos para incentivar la instalación de puntos de carga?

El plan del Gobierno para crear una red de carga en carretera

Acabamos de saber que sí. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha anunciado que el Gobierno trabaja en un proyecto para regular la instalación de puntos de recarga en la red de carreteras del estado.

José Luis Ábalos ha confirmado que en las próximas semanas se modificará la Orden Ministerial de accesos a la Red de Carreteras del Estado para regular la instalación, junto a las carreteras estatales, de puntos de recarga eléctrica y promover el despliegue por operadores privados de una red de recarga de vehículos eléctricos.

Ábalos ha defendido la “necesidad de actuar en el ámbito interurbano, con medidas destinadas a impulsar las energías renovables, la sostenibilidad y la transición al futuro coche autónomo“.

A este respecto, el titular de la cartera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (anteriormente Fomento), ha señalado que “se deben sentar las bases para la categorización de las carreteras en función a su adaptación al vehículo autónomo y establecer medidas para impulsar los servicios de transporte a la demanda y la movilidad compartida también en el entorno rural”.

Puntos de carga como parte de la Estrategia de Movilidad nacional

El ministro ha adelantado también que el Gobierno trabaja en una Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada. Su objetivo es que este textos legal siente las bases de la futura Ley de Movilidad que, a su vez, será la “lanzadera que hará que España transite de sus políticas de infraestructuras y transporte del siglo XX hacia una política de movilidad segura y sostenible del siglo XXI”.

La Ley de Movilidad precisará de un consenso político y social y se desarrollará en tres ámbitos:

  • Una nueva política de infraestructuras, en la que se sienten las bases, sustentadas en el Pacto de Estado de la Movilidad, de los posibles criterios de priorización de las inversiones y su forma de financiación
  • La definición de criterios y una metodología multimodal para el establecimiento de las obligaciones de servicio público (OSP) y las subvenciones de movilidad y del transporte
  • La movilidad sostenible para todos, con medidas ambiciosas destinadas a reducir las emisiones, mejorar la conectividad y garantizar la seguridad y la accesibilidad

Ábalos señala que esta estrategia, “forjada sobre la base de un diálogo inclusivo con el resto de los actores, administraciones y la sociedad”, se quiere someter a un proceso de participación pública, con reuniones y jornadas con todos los agentes interesados.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here