Glide es una nueva solución de movilidad compartida para empresas desarrollada por Renault. La idea es diferente a lo que conocemos, pues utiliza la flota propia de la empresa pero ayuda a sacarle el máximo rendimiento

“Glide es un servicio digital de carsharing concebido para que las empresas optimicen el uso de sus vehículos y ahorren costes asociados a los trayectos de los empleados”. Esta es la definición oficial, es decir, la que Renault da en el comunicado con el que anuncia la puesta en funcionamiento de su nuevo servicio.

La gran diferencia entre Glide y otros servicios de movilidad compartida para empresas como Share4Bussines de Smart está en que la idea de Renault utiliza la flota propia de la empresa (que no tiene por qué ser eléctrica) y la digitaliza para optimizar su uso.

“Glide” es un sistema de movilidad alternativo y completamente digital, que se compone de una plataforma sencilla e intuitiva y de una tecnología instalada en los vehículos. “Consiste en la posibilidad de ofrecer a los empleados, en régimen de carsharing, acceso a los vehículos de la empresa que están disponibles y se ajusten a sus necesidades”, explican desde Renault.

Así funciona Glide, el sistema de carsharing de empresas de Renault

Glide es un dispositivo que se instala en el coche y permite a la empresa conocer, en todo momento, dónde se encuentra cada uno de los vehículos de su flota.

Renault Samsung anuncia una nueva furgoneta eléctrica para Corea
Renault Kangoo ZE

También da información de su estado, gracias a los informes de daños y limpieza completamente digitales que reportan sus usuarios al inicio y al final de sus reservas, ya sea profesionales o privadas.

En definitiva, “Glide” permite una utilización más intensiva del parque de vehículos de una compañía, evitando que los vehículos permanezcan inactivos en determinados períodos de tiempo, y optimizando así su inversión.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here