Gamesa Electric abordará el mercado de las baterías de ion-litio para vehículos eléctricos

2
1977

Gamesa Electric fabricará baterías de ion-litio para vehículos eléctricos a partir de 2016 en su planta de Benisanó en Valencia. El desarrollo del proyecto, denominado “VERONICA”, corre a cargo de un consorcio formado por Albufera Energy Storage, Tyccsa, y la propia Gamesa.

El proyecto VERONICA, que comenzó en junio del presente año, y que tiene un plazo de ejecución de diez meses, tiene prevista la fabricación de packs de baterías de ion-litio para vehículos eléctricos de gran tonelaje, como furgonetas, camiones y autobuses. Según Patricia Chirivella, responsable de la división de vehículos eléctricos de Gamesa Electric, las celdas de ion-litio serán fabricadas en Asia, y montadas en España combinándolas en módulos específicos para tracción de vehículos junto con la electrónica del BMS desarrollada por el consorcio.

Una batería de aluminio-aire tiene un potencial de hasta ocho veces la autonomía de una batería de ion-litio

En estos momentos se están llevando a cabo las pruebas del primer prototipo que incluye la tecnología electrónica y la envolvente propias. Según Paloma Rodríguez, directora de tecnología de Albufera Energy Storage, la tecnología BMS es la clave de un buen producto ya que permite obtener los mejores rendimientos con los mismos componentes. Un buen proceso de carga de la batería es esencial para una descarga con un rendimiento óptimo, así como una mejora en la vida útil de la batería, medida en ciclos de carga o DoD (Depth of Discharge).

Aluminio-Aire

Albufera Energy Storage está en proceso de desarrollo de una batería de aluminio-aire que tiene un potencial de hasta ocho veces la autonomía de una batería de ion-litio usada actualmente para los coches eléctricos, smartphones o tablets. Además, la abundancia del aluminio en la corteza terrestre hace que sea más barato que el litio. Por el momento, Albufera ha patentado una pila primaria de aluminio capaz de ser recargada que va a ser fabricada en serie a partir de 2017.

Esquema de batería de aluminio-aire
Esquema de batería de aluminio-aire

Aplicación para vehículos eléctricos

El proyecto de desarrollo de las baterías de aluminio-aire está aún en proceso de mejora mediante la combinación con diferentes materiales que le permitirán aumentar su rendimiento, tanto a nivel de capacidad como de vida de la batería. Según Chirivella, está prevista la sustitución de la tecnología de ion-litio por aluminio-aire una vez que el proyecto de Albufera Energy Storage se desarrolle en su totalidad, algo que puede tardar unos dos o tres años.

Conclusiones

La tecnología de las baterías de ion-litio se sigue desarrollando mediante la unión de nuevos componentes. Os contábamos que Nissan acaba de sacar al mercado una nueva tecnología para su LEAF 30kW que incluye otros componentes además del litio, como el carbono, el nitrógeno y el magnesio. Sin embargo, parece que la tecnología de las baterías de ion-litio, aunque aún tiene camino por recorrer cuenta con el hándicap del precio del litio. Este metal, con la mitad de densidad que el agua, no es tan abundante en la naturaleza, por lo que su precio está condicionado a la demanda del mercado.

El aluminio es el tercer elemento más común encontrado en la corteza terrestre.

Por el contrario, el aluminio es el tercer elemento más común encontrado en la corteza terrestre. Los compuestos de aluminio forman el 8 % de la corteza de la tierra y se encuentran presentes en la mayoría de las rocas, de la vegetación y de los animales. El desarrollo de este tipo de baterías puede suponer, además del aumento del rendimiento, una mejora considerable en el precio de los vehículos eléctricos que verán minimizado su principal coste.

2 Comentarios

  1. Buenas Jerico, creo que estas mezclando conceptos. Existen diferentes tipos de baterías metal aire, que se pueden clasificar de muchas formas, no solo por el metal empleado (aluminio, zinc, litio,…) sino por otros componentes como el electrolito. Dentro de los tipos de electrolito empleados en estas baterías los hay en base acuosa y en base no acuosa (como pueden ser orgánicos, cerámicos, líquidos iónicos,…). El caso que nombras de Phinergy se trata de una batería NO recargable electricamente, de base acuosa: el aluminio se oxida consumiendo moléculas de agua para entregar energía, es por ello que la autonomía está limitada por la cantidad de aluminio y agua, de ahí la necesidad del tanque de agua.
    Según tengo entendido, el caso de las baterías aluminio-aire de Albufera Energy Storage son electricamente recargables debido a que emplean un electrolito no acuoso, por lo que funcionan como un batería de litio o de plomo, solo que con densidades energéticas más elevadas.
    Estoy de acuerdo en lo que comentas de la hibridación, probablemente el siguiente paso de la tecnología sea ese, emplear un tipo de batería o supercondensador para la potencia y otra para la autonomía. Lo que si que creo firmemente es que el litio-ion a mostrado actualmente buena parte de su potencial, y resulta algo escaso para los requerimientos que las personas exigimos a la autonomía de los vehículos. De ahí que iniciativas como la de este proyecto VERONICA resulten muy interesantes, y más si nacen aquí en España.

  2. El litio no tiene un precio elevado, es mucho más crítico el cobalto.

    Aunque las baterías de metal-aire tienen una gran densidad energética (teórica de más de 5kWh/kg), el gran problema son los bajos ciclos de carga. Además, requieren de un tanque de agua en el coche, lo que aumenta el volumen ocupado por el sistema. Difícilmente las metal-aire sustituyan a las Li-ion en un futuro, como mucho se van a poder usar como sistemas híbridos: las Li-ion para el día a día y la metal-aire como extensor de autonomía. Tesla tiene una patente al respecto y la empresa Phinergy está centrando sus esfuerzos en reforzar la autonomía sin pretender sustituir a las Li-ion.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here