Faraday Institution: el Reino Unido apoya la investigación de las baterías en estado sólido

El Gobierno de Reino Unido funda Faraday Institution y apuesta por la tecnología de las baterías de litio con electrolito sólido apoyando su investigación con una subvención de 42 millones de libras, unos 47,8 millones de euros.

La tecnología de las baterías de litio con electrolito sólido es cada vez más prometedora. Tanto que el Gobierno de Reino Unido ha decidido apoyar su investigación con una subvención de 42 millones de libras, casi 48 millones de euros, en un intento de competir con la potente industria de baterías de los países asiáticos.

Para ello ha creado recientemente un nuevo organismo llamado Faraday Institution que ha anunciado que será la Universidad de Oxford la que se encargará de dirigir la investigación en este campo. Según un responsable del gobierno: “Si tiene éxito, esta investigación pondrá al Reino Unido a la vanguardia de esta tecnología de baterías en todo el mundo. (Esta tecnología) tiene el potencial de aumentar radicalmente la velocidad con la que podemos generar el cambio a los vehículos eléctricos, así como la velocidad con la que podemos descarbonizar nuestro suministro de energía, con beneficios obvios para el medio ambiente“.

Estos primeros 42 millones de libras suponen un primer tramo de esta subvención, que ha comprometido un presupuesto total de 246 millones de libras (280 millones de euros) en investigación en el campo de las baterías y que se irán dedicando a diferentes campos en función del desarrollo industrial que se logre.

Tecnología de baterías de electrolito sólido
Tecnología de baterías de electrolito sólido

La subvención se dividirá en cuatro proyectos liderado por diferentes grupos universitarios. Además de la investigación en la tecnología de las baterías de electrolito sólido, los otros tres campos de investigación se centrarán en la duración de las baterías, el modelado y empaquetamiento del sistema y el reciclaje.

Actualmente Japón, Corea y China son los países dominantes en la  producción mundial de baterías de iones de litio para vehículos eléctricos (y para dispositivos móviles). Sin embargo, encontrar una nueva tecnología como la del electrolito sólido suponer una ventaja competitiva para el Reino Unido frente al mercado asiático.

En las baterías de electrolito sólido el líquido responsable de transportar las partículas cargadas con electricidad de un electrodo al otro, para lograr la carga y la descarga, se reemplaza por un sólido. Las baterías requerirán un nuevo proceso de fabricación, que podría permitir a las empresas del Reino Unido competir con los gigantes asiáticos como Panasonic, LG Chem o Samsung. Peter Littlewood, presidente ejecutivo fundador de Faraday Institution dijo: “No vamos a gastar más que la competencia, tenemos que tratar de hacer las cosas de otra manera“.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here