El plan de incentivos a la movilidad eléctrica alemán se ralentiza

Según la información ofrecida por el presidente de la Oficina Federal de Economía y Control de las Exportaciones alemana (BAFA), el ritmo de peticiones del plan de Incentivos a la movilidad eléctrica es menor de lo esperado.

El Gobierno alemán puso en marcha a mediados de 2017 un plan de ayudas a la compra de vehículos eléctricos,  que además incluía ayudas para la instalación de infraestructura de recarga y a la investigación en el sector de la movilidad eléctrica.

Andreas Obersteller, presidente de BAFA, la Oficina Federal de Economía y Control de las Exportaciones alemana ha revelado que el programa apenas está siendo utilizado por los compradores: “Para este programa, hay un total de 600 millones de euros disponibles por parte del gobierno (más otros 600 que ponen los fabricantes). Hasta la fecha, se han comprometido unos 65 millones de euros”. A este ritmo, el dinero asignado para el programa de incentivos puede que no se agote antes de que finalice el programa. “Actualmente, hay algunos indicios de que los fondos no se agotarán para el final de la promoción a mediados de 2019”.

Precios del BMW i3 con las ayudas del Plan Movea 2017

Esta situación es muy posible que cambie con la llegada al mercado el año que viene y el siguiente de varios modelos eléctricos prometidos por los fabricantes alemanes. También ayudará la llegada del Tesla Model 3, al que se espera a finales de 2018. Aun así las fechas están bastante ajustadas y cualquier retraso en la comercialización de estos nuevos modelos puede hacer que el presupuesto comprometido en el plan se quede sin beneficiarios, salvo que el gobierno decida ampliarlo.

Volkswagen I.D. en el Salón de Frankfurt
Volkswagen I.D. en el Salón de Frankfurt

El plan nacional de desarrollo de la movilidad eléctrica cuenta, hasta 2020,  con un presupuesto de 1.200 millones de euros para la compra de un vehículo eléctricos de los que la mitad la aporta el gobierno y la otra mitad los fabricantes. Además incluye 300 millones para ayudas a la infraestructura recarga y a la investigación. Las cuantías son de 4.000 euros para la compra de un eléctrico de baterías y de 3.000 euros para la compra de un híbrido enchufable y podrán acceder a él los compradores de coches cuyo precio no supere los 60.000 euros.


 

La polémica de Tesla y los 60.000 euros

El límite superior de 60.000 euros para el precio de los vehículos  impuesto por el plan de ayudas dejaba inicialmente al Model S fuera de la subvención. Tesla ajustó el precio eliminando algunos extras de forma que entrase dentro de esos límites. Gracias a su sistema de actualización de software, muchos de estos ‘extras’ podían ser recuperados posteriormente.

Tesla ajusta el precio del Model S a las ayudas en Alemania
Tesla ajusta el precio del Model S a las ayudas en Alemania

Sin embargo una agencia gubernamental alemana excluyó esta opción al advertir que los clientes no podían adquirir esa versión básica del Model S sin esas opciones extra sino que debían incluirlas funciones extra, lo que elevaba su precio por encima de 60.000 euros.

Tesla manifestó que la limitación de precio fue establecido inicialmente por el Gobierno alemán para excluir a la empresa para no perjudicar las ventas de sus marcas nacionales de modelos Premium.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí