Wallbox ha anunciado que invertirá nueve millones de euros en la puesta en marcha de una fábrica de cargadores para coches eléctricos en Barcelona. La nueva planta se ubicará en la Zona Franca y dará empleo a 200 trabajadores

La empresa catalana Wallbox, dedicada al diseño y fabricación de cargadores para coches eléctricos, ha anunciado que invertirá 9 millones de euros en la puesta en marcha de su nueva planta de producción en la Zona Franca de Barcelona.

El anuncio se ha producido justo después de que el consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción, y el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro, hayan firmado el contrato de arrendamiento de las instalaciones que albergarán la nueva fábrica, que tendrá una duración inicial de diez años, hasta 2031.

Advertisement

“La nueva fábrica representa no solo un paso muy importante para el futuro de Wallbox, sino también para la industria de la automoción en España que, como en todo el mundo, camina hacia la electrificación”, ha dicho Enric Asuncion. “Hemos encontrado en la Zona Franca la infraestructura y el entorno necesarios para instalar una fábrica puntera que nos permitirá seguir afianzando nuestro liderazgo en el sector de la recarga eléctrica y manejo energético a nivel global” prosigue Asunción. Recordar que en la Zona Franca están las instalaciones de Nissan que, muy posiblemente, tendrán una segunda vida dedicada a la fabricación de baterías.

Enric Asunción, CEO de Wallbox, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona

Así será la fábrica 4.0 de Wallbox en Barcelona

La fábrica de Wallbox en Barcelona ocupará una parcela de 16.800 metros cuadrados, con una nave de 11.220 metros.

Las instalaciones pasarán en los próximos meses por obras de adaptación para adecuarse a las actividades de producción, validación y almacenaje que se llevarán a cabo desde ahí.

La puesta en marcha de las líneas de producción está prevista para el cuarto trimestre de este año.

Actualmente, Wallbox cuenta con una fábrica en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), desde la que abastece a los más de 60 mercados en los que comercializa sus productos, y otra planta en China destinada en exclusiva a dar cobertura a este país.

Las nuevas instalaciones serán una “fábrica 4.0”, dotada de altos niveles de automatización, interconectada a través del internet de las cosas (IoT) y con un sistema innovador de gestión energética, que a través de la regeneración de la misma permitirá la reutilización del 75 % de la energía consumida en el proceso productivo, devolviéndola a la red energética interna.

Además, se prevé la instalación de paneles solares fotovoltaicos con 300 kW de potencia que aportarán la capacidad de abastecer entre el 30 y el 60 % de la producción con energía solar, lo que supone el ahorro diario equivalente al consumo energético de un edificio residencial con 80 viviendas.

No obstante, la previsión es que en un futuro la energía fotovoltaica se expanda y atienda hasta un 90 % de la necesidad de energía para producción.

Toda la información que necesitas saber sobre la recarga de coches eléctricos en casa

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here