fabricación de baterías

Según un informe de Transport & Environment (T&E), una desaceleración en las ventas de vehículos eléctricos pondría en peligro la posibilidad de que Europa pueda convertirse en líder en electrificación, una de las tecnologías clave de este siglo. Según la entidad, de nada valdrían las grandes inversiones en la industria de las baterías.

El creciente mercado de vehículos eléctricos de Europa ha dado lugar a planes para 38 gigafábricas de baterías, con un total de más de 1000 GWh de producción y casi 40.000 millones de euros en inversión. Sin embargo, los débiles estándares de CO2 entre 2022 y 2029 dan a los fabricantes de automóviles pocos incentivos para aumentar las ventas de automóviles eléctricos hasta 2030. Esto resultará en que más de la mitad de la producción esperada no tenga mercado, según T&E.

Julia Poliscanova, Directora Senior de Vehículos y Movilidad en T&E, señala:

“La industria de las baterías está respondiendo con éxito a las ambiciones europeas de movilidad eléctrica, pero los responsables políticos de la UE no brindan certeza regulatoria ni garantizan un mercado adecuado para los vehículos eléctricos. La UE y el Reino Unido deben elevar los estándares de CO2 a lo largo de la década para evitar desperdiciar miles de millones de inversiones y descarrilar el boom de las baterías “.

Más baterías que vehículos eléctricos

Advertisement

La producción planificada de baterías podría ser casi tres veces mayor que la demanda mínima en 2025-2030, según el análisis de T&E. Según las regulaciones actuales, la demanda de baterías será de solo 174 GWh en 2025, y aumentará a 485 GWh en 2030, cuando finalmente entre en vigor un estándar de CO2 más ambicioso. Esto está muy por debajo de los 462 GWh de capacidad de la batería previstos para 2025, y aumentará a 1.144 GWh para 2030. Gran parte del exceso de suministro de baterías se puede resolver elevando el objetivo de reducción de CO2 para 2025 al 25% y estableciendo un objetivo adicional de un 40% para 2027, apunta T&E.

Julia Poliscanova agrega:

“Si bien unos objetivos más altos garantizarían inversiones hoy en día, lograr y mantener el liderazgo global es mucho más importante que esto. La fabricación de baterías es la parte más valiosa de la cadena de suministro de vehículos eléctricos y con China y los EE. UU. también inyectando enormes cantidades de dinero en la fabricación de baterías, las inversiones desperdiciadas de Europa en esta década no serán nada comparadas con la oportunidad perdida este siglo”.

Se espera que la UE proponga nuevos objetivos de CO2 para automóviles y camionetas en julio. T&E recomienda que la UE aumente el objetivo de 2025 y establezca un objetivo vinculante adicional para 2027. El grupo afirma que todos los motores de gasolina y diésel deberían eliminarse gradualmente para 2035.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here