encuesta lectores

Según una encuesta realizada por movilidadelectrica.com entre sus lectores, el 85% de los encuestados cree que su primer coche electrificado será 100% eléctrico, frente al 15% que opina que su primer coche electrificado será híbrido enchufable. 

A tenor de los resultados de la encuesta realizada por movilidadelectrica.com durante los últimos diez días, el 85% de los encuestados afirma que su primer coche electrificado será 100% eléctrico (EV), es decir, con batería recargable y sólo motor eléctrico. 

Sin embargo esta encuesta contrasta fuertemente con los datos de ventas que hemos venido observando en los últimos dos años, en los que si en 2019 fueron un 59,4% de las matriculaciones de coches 100% eléctricos (EV), ya en 2020 fueron los coches híbridos enchufables (PHEV) los que se llevaron el gato al agua con el 52,5% de las ventas. 

Además, la tendencia en este atípico pasado mes de enero, muestra un incremento de las matriculaciones de PHEV llegando hasta el 67,6%. A nuestro juicio, este porcentaje no es representativo de lo que puede ocurrir a lo largo del año. Quizás el gran aumento de nuevos modelos de esta gama en los concesionarios frente a los EV en los últimos meses del año, hayan provocado este aumento puntual.

Pero sí que marca la continuidad de una tendencia en los compradores, y contrasta con la encuesta comentada. Aquí deberíamos hacer un análisis de los motivos por los que los compradores, que previamente han elegido un EV, se decantan finalmente por un PHEV.

Recarga

Aunque lo lógico es instalar un punto de carga en el garaje de casa, al menos el 35% de los encuestados en una anterior encuesta sobre usuarios de PHEV, confesaba que lo cargaba solamente cuando acudía a algún centro comercial. Es decir, que no tenía punto de carga en su garaje o que tan siquiera tenía garaje. Este es sin duda el principal freno a la compra de un EV: la falta de una plaza de garaje en la que se pueda instalar un punto de carga. El PHEV no tiene esa limitación porque puede moverse en modo combustión y recargar cuando encuentre un punto de carga ocasional.

Autonomía y velocidad de carga

Otro de los problemas que nos hemos encontrado a menudo los usuarios de EV ha sido la autonomía en viajes largos. Hasta ahora ha sido un riesgo asumido el hecho de no poder alcanzar distancias mayores por falta de autonomía de nuestra batería;  y por supuesto y más importante por la falta de un punto de carga en nuestro camino que nos permitiera cargar en tiempo y forma adecuados. Y es que la disponibilidad de recarga en ruta ha sido un quebradero de cabeza hasta la fecha, creando dudas en la decisión de compra. 

Además, y hasta la fecha, los EV tenían una velocidad de carga intermedia que los anclaba a un punto de carga durante al menos una hora para poder recorrer después apenas 150 km. 

Afortunadamente, las últimas novedades del mercado ya pueden cargar a 125 kW o 150 kW de potencia en corriente continua, y poco a poco se van instalando electrolineras con opciones de carga rápida por todas las autovías de España. 

Os recuerdo para los no iniciados, que el 95% de nuestros desplazamientos los hacemos en ciudad, y que serán pocas las ocasiones en las que tengamos que recargar en ruta, pero es conveniente saber dónde hacerlo y con qué potencia para determinar nuestro tiempo de viaje. 

En cualquier caso, el avance de la tecnología de almacenamiento y carga irá definiendo las mejores opciones de compra y podremos conseguir el coche de nuestros sueños sin tener que renunciar a nada.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here