Enchufe y normativas comunes para toda Europa

0
554

Romper el círculo vicioso mediante normas comunes, es lo que la Comisión Europea se ha propuesto para incentivar el uso de los combustibles limpios en toda Europa. Según la Comisión Europea, el hecho de que la demanda de vehículos sostenibles no se incremente, es la falta de estaciones de recarga y el alto coste de los vehículos. 

Las estaciones de recarga no se construyen porque no hay suficiente demanda y el coste del vehículo es alto porque no se ha desarrollado el mercado. Con estas premisas, la Comisión Europea se ha fijado un paquete de objetivos obligatorios para los Estado miembros sobre un mínimo de infraestructuras para los combustibles limpios como la electricidad, el hidrógeno y el gas natural, así como normas comunes para toda la UE sobre el equipamiento necesario.

Para el Vicepresidente Silim Kallas, responsable de transportes, el desarrollo de combustibles sostenibles es una forma de reducir la dependencia europea de los combustibles fósiles y de desarrollar una industria de transporte competitiva. China y EE.UU. prevén disponer de más de 6 millones de vehículos eléctricos para 2020.

Principales medidas propuestas

Electricidad

Cada Estado miembro deberá contar con un mínimo de puntos de recarga que utilizarán un enchufe común. El objetivo es crear una masa crítica de puntos de recarga para que las empresas produzcan masivamente coches a precios razonables.

En cuanto al enchufe común para toda la UE, la Comisión ha anunciado que la norma común para toda Europa es el enchufe de tipo 2 de origen alemán (Mennekes).

Según datos de la Comisión Europea,  España contaba en diciembre de 2011 con 1.356 puntos de recarga. Los objetivos fijados para 2020 son de 82.000 puntos para unas previsiones de 2,5 millones de vehículos.

Hidrógeno

Aunque ya algunos países cuentan con estaciones de recarga de hidrógeno, algunas de ellas no son accesibles al público, y aún es necesario contar con normas comunes para determinados componentes como las mangueras para el combustible. La formación de una red con normas comunes garantizará la movilidad de estos vehículos.

Biocarburantes

El objetivo es garantizar su sostenibilidad ya que en este caso no precisan de una red o infraestructura específica. Los biocombustibles ya suponen en 5% del mercado.

Gas natural licuado (GNL) y comprimido (GNC)

 El GNL se utiliza para el transporte marítimo y fluvial y para el transporte de mercancías a través de camiones. El aprovisionamiento de GNL en puertos marítimos es aún muy incipiente, pero se pretende que se instalen estaciones para repostar GNL en los 139 puertos marítimos y fluviales de la red principal transeuropea de aquí a 2025. En cuanto al transporte por carretera, la Comisión propone que, de aquí a 2020, se instalen estaciones para repostar cada 400 km en las carreteras de la red principal transeuropea.

El GNC, es utilizado ya por 1millón de vehículos (0,5% de la flota). Se desea multiplicar por diez esta cifra de aquí a 2020, con lo que serán necesarias más instalaciones. La Comisión propone puntos accesibles al público, con normas comunes y que estén a una distancia máxima de 150 km entre sí.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here