Bus eléctrico

Zaragoza sigue probando modelos de autobuses eléctricos hasta conseguir dar con el ideal, con el objetivo de adquirir unas primeras cuatro unidades que hagan posible implantar líneas 100% electrificadas en la capital aragonesa. 

El turno esta vez ha sido para un bus eléctrico de Volvo, que tiene como curiosidad la capacidad de recargarse en solo tres minutos enganchado a un pantógrafo que, por ahora, solo estará en cocheras y que solo con eso es capaz de cubrir con total autonomía el 70% de una línea.

La concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, acudió ayer a las cocheras de la concesionaria del bus eléctrico, donde se reunió con su director gerente, Juan Abel Arias, para mostrarle la “carga de oportunidad con pantógrafo” con la que se recargará este bus eléctrico que inició el pasado viernes las pruebas en la calle. “La idea es pasar a tener una línea 100% electrificada con pantógrafo en las dos terminales”, expuso.

La edila recordó que ya no llegarán autobuses de gasoil a Zaragoza y que los eléctricos están por el quinto modelo en prueba en la ciudad. Con este, destacó, al poder recargarse en seis minutos, se podría acompasar con los tiempos de descanso de los conductores en la última parada de cada recorrido y recuperar autonomía para circular.

“Es la primera prueba que se hace en España con un vehículo de estas características que, además, dispone de un motor térmico que se pueda usar en caso de necesidad”, subrayó Juan Abel Arias, quien aseguró que aún es pronto para adelantar algunas de las conclusiones que han podido extraer de los tests anteriores y que marquen la hoja de ruta a seguir, porque Avanza las recogerá todas en un informe último que pasará al ayuntamiento.

“Compartimos la misma tecnología con los vehículos que ya hay en Zaragoza, pero se le añade una batería mayor de 19 kWh, que a través de la carga de oportunidad, en un máximo de 6 minutos podemos realizar un 70% de la línea en modo full electric”, explicó Fernando Echevarría, responsable comercial de autobuses urbanos de Volvo, quien aseguró que la marca ya tiene 4.000 vehículos en todo el mundo, y resaltó la “flexibilidad” para realizar otras rutas periféricas. Se prueba ahora para ver su comportamiento en función de la climatología o la orografía de cada recorrido. Y decidir cuáles y dónde poner las cuatro primeras unidades “a principios del 2019”.

 

Fuente: El Periódico de Aragón

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here