El sector de la automoción pide, en bloque, un plan de recuperación integral.
El sector de la automoción pide, en bloque, un plan de recuperación integral.

El sector de la automoción es clave para la recuperación económica en nuestro país. Las asociaciones ANFAC, SERNAUTO, FACONAUTO y GANVAM, se han dirigido a la ministra de Industria para pedir la activación de un plan de choque especifico. Las asociaciones ya enviaron sus propuestas al Gobierno y lamentan tener que enterarse por la prensa de decisiones como el nuevo Plan MOVES.


Indican que el sector es el responsable del 10% del PIB y del 9% del empleo. En consecuencia, es necesaria la toma de medidas para activar la recuperación. Recuerdan que las fábricas han estado 40 días paradas, a excepción de las que han fabricado material sanitario.

Sin embargo, la reactivación de la actividad va a ser progresiva y lenta. Y será así hasta que no se recupere la comercialización en España y Europa.

Mientras, los concesionarios tienen cerrados los establecimientos y los talleres sólo atienden a servicios de urgencia.

En consecuencia, el sector de la automoción ha enviado sus propuestas al Ejecutivo. Consideran que la colaboración público-privada es la forma más rápida y eficaz de salir de la crisis. Están esperando que el Gobierno fije una fecha para desarrollarlas conjuntamente.

El sector de la automoción reclama coordinación

No obstante, las asociaciones reclaman “mayor coordinación entre los ministerios encargados”, puesto que las medidas que necesita el sector son transversales. Las propias asociaciones se han coordinado como bloque único para facilitar el diálogo con las Administraciones.

“Sin embargo, manifiestan su sorpresa por la aparición en medios de anuncios sobre un futuro Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (MOVES), de manera unilateral, sin comunicarlos previamente al sector de la automoción”.

Este tipo de medidas forma parte del plan de choque diseñado por las asociaciones, propuestas que van mucho más allá de estos anuncios. Se integran en un esquema de actuaciones completo, en el que hay planes para: el impulso de la demanda y el mercado; medidas fiscales y de apoyo a las empresas; iniciativas para la reactivación de la inversión en producción.

El plan busca, sobre todo recuperar la demanda, la producción y el empleo. Y, además, hacerlo de una manera compatible con los objetivos de descarbonización del parque. La automoción española no renuncia a estos compromisos, a pesar de la crisis.

Por tanto, consideran urgente poner en marcha estas medidas con el fin de no poner en peligro la viabilidad del sector en España.

El sector representa el 10% del PIB y el 9% del empleo en nuestro país.
El sector representa el 10% del PIB y el 9% del empleo en nuestro país.

Declaraciones

En la carta a la ministra de Industria, las asociaciones han recordado que el apoyo al sector tiene un alto retorno de ingresos fiscales. Cada millón de euros destinado a ayudas a la renovación del parque supone 1,7 millones adicionales de recaudación fiscal, principalmente por IVA y Matriculación. Y, además, inyecta 3,4 millones más al PIB nacional.

Sin embargo, los presidentes de las asociaciones han hecho sus respectivas declaraciones, pidiendo un plan de recuperación integral y transversal. No ven sentido a un Plan Moves cuando está en riesgo todo el sector.

José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, ha afirmado:

“Sin un plan de choque nacional e integral, la viabilidad del sector de automoción en España está seriamente comprometida. Necesitamos que se ponga en marcha de manera urgente. Es imprescindible garantizar la supervivencia de un sector que sostiene medio millón de empleos directos y que factura casi 100.000 millones de euros en el país cada año y que se encuentra en una situación de especial debilidad.

El sector de la automoción es absolutamente estratégico para España. Y el impacto de no hacer nada por esta industria sería gravísimo, en términos económicos, sociales y medioambientales”.

Por su parte, Gerardo Pérez, presidente de FACONAUTO, ha explicado:

“Se nos acaba el tiempo. Uno de los motores económicos y sociales de nuestro país corre serio peligro y, con ello, medio millón de empleos, que no podemos garantizar ya. Entendemos que el Gobierno está atendiendo muchos frentes, porque el momento es excepcional. Pero por eso, hemos trabajado duro para establecer un protocolo sanitario que prepare la vuelta de la actividad. Y por eso, hemos elaborado un plan de choque con medidas muy concretas que tendrían efectos positivos y visibles, no sólo sobre el automóvil, sino sobre el consumo, generando un efecto arrastre sobre otros sectores”.

Con respecto a la decisión de activar el Plan Moves, el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, ha dicho:

“Es necesario incentivar la demanda de todo el mercado y no solo de una tecnología en concreto para insuflar confianza a todos los perfiles de consumidores y no solo a aquellos con presupuestos más altos. Además, este plan de incentivo debe completarse con medidas contundentes orientadas a que las empresas puedan proteger de forma eficaz el empleo. Y, con ello, la renta disponible de las familias porque, de lo contrario, la reactivación del consumo será complicada”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here