Carsharing de Free2Move. Renovación de flota con el Peugeot e-208.
Carsharing de Free2Move. Renovación de flota con el Peugeot e-208.

El futuro del carsharing ha sido la causa de un interesante encuentro online. Los momentos que vive la movilidad compartida son complicados. La caída de usuarios por el confinamiento, primero, y el temor al contagio, después, ha reducido con fuerza el número de usuarios. Pero los participantes del encuentro no han dudado de su recuperación y de que seguirá avanzando con fuerza.


En el encuentro online, organizado por Booster Group, han participado: Carlos Blanco, CEO de WiBLE; Ignacio Román, CEO de Free2Move Iberia; y Antonio Lleo, CEO Pick&Drive.

Para Ignacio Román:

“La movilidad es necesaria para todos, forma parte de nuestra vida. Pasamos por momento complicado que nos va a hacer reflexionar para adaptarnos al nuevo entorno. Pero somos optimistas y especialistas en adaptarnos. Y también ambiciosos a futuro, porque creemos que el carsharing forma parte de un proyecto más grande con nuevos servicios que permiten usar diferentes medios de transporte a través del pago por uso”.

Una situación adversa

Por su parte, Carlos Blanco explica la situación así:

“Ha salido un safety car, en una situación adversa; y todos partimos de nuevo desde un punto similar. Tenemos que adaptarnos para dar soluciones para cada caso. En este momento, los usuarios de la EMT en Madrid han caído un 70%, mientras que el vehículo particular solo ha descendido un 30%. Parece que la tendencia es clara haca una movilidad en vehículo de uso privado. Que podamos dirigir esta demanda hacia el carsharing será una excelente noticia. Con las medidas de higienización y perfeccionando el servicio, estamos seguros de que Madrid volverá a acogerlo bien; es una de las capitales mundiales de la movilidad compartida”.

Movilidad eficiente

En cuanto a Antonio Lleo, no tiene dudas:

“El carsharing ha venido para quedarse. Todos estamos de acuerdo en la sostenibilidad, la electrificación y en que es una fórmula de movilidad muy eficiente y práctica para los usuarios. Pero también necesitamos apoyos de los ayuntamientos. Deben ser conscientes de que somos una pieza más del pulmón central de la ciudad; y que se tiene que seguir moviendo porque si no se muere”.

Foto superior izda: Antonio Lleo, CEO de Pick&Drive; superior dcha: Carlos Blanco, CEO de Wible; inferior: Ignacio Román, CEO de Free2Move.
Encuentro online. Foto superior izda: Antonio Lleo, CEO de Pick&Drive; superior dcha: Carlos Blanco, CEO de Wible; inferior: Ignacio Román, CEO de Free2Move.

Medidas tras el confinamiento

Durante este periodo de confinamiento, las empresas se han detenido, salvo porque pusieron las flotas a disposición de sanitarios y profesionales.

Además, están desarrollando sistemas de seguridad para proteger a clientes y empleados. Han redefinido el proceso de operaciones y, de cara al cliente, añadido en el contrato obligaciones como el uso de la mascarilla. Asimismo, han reforzado los equipos móviles de desinfección. También han añadido kits de seguridad a los vehículos: gel, guantes, protecciones para volante y palanca de cambios.

El futuro del carsharing

También se han preparado para volver a la actividad, incluso dando una mejor experiencia al usuario. Y están viendo cómo vuelve a incrementar el número de personas que utilizan el servicio.

Las cosas han cambiado, incluso el teletrabajo hace que la situación sea diferente. Pero están viendo que, incluso quienes teletrabajan, vuelven a utilizar el carsharing para desplazarse por la ciudad. Pero, como ellos mismos han explicado, las compañías de movilidad compartida son dinámicas y se adaptan rápidamente a los cambios.

Ayuda de las administraciones

Los tres interlocutores han pedido la colaboración de otras ciudades para implementar la movilidad compartida. Y no tienen dudas acerca del futuro del carsharing. De alguna manera, es un servicio que también ayuda a recuperar el centro de las ciudades.

Y esperan que la relación con los ayuntamientos sea próxima y fluida, como ya lo es con el ayuntamiento de Madrid. Según Ignacio Román:

“Aunque nuestros coches ocupan espacio, desalojan coches del centro urbano. Según muchos estudios, cada coche de carsharing, desplaza entre 10 y 15 vehículos privados. Hacen una buena ocupación del espacio público y están muy poco tiempo parados por su enorme rotación”.

Carlos Blanco añade:

“La Comunidad de Madrid también está muy por la labor de ayudarnos, les transmitimos nuestras necesidades y son conscientes de que somos actores importantes en el futuro de la movilidad de la comunidad”.

Han afirmado, además, que están tratando con otros ayuntamientos de ciudades de nuestro país para seguir extendiendo la movilidad compartida. Incluso en ciudades pequeñas, para quienes deben acercarse a otras más grandes.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here