Un informe de Leaseplan deja claro que cada vez son más los españoles preocupados por la sostenibilidad. La preocupación por el medio ambiente y el temor al contagio multiplica el número de conductores que se plantean comprar un coche eléctrico, pero hay motivos que les frenan: los principales son el precio y una red punto de carga que consideran insuficiente

El informe Mobility Insights de Leaseplan muestra el creciente apoyo a los vehículos eléctricos, con más encuestados que nunca planteando el cambio a la electricidad. Sin embargo, el informe revela que, a pesar del creciente interés por los modelos menos contaminantes, los encuestados están cada vez más preocupados por la mala infraestructura de recarga, citando la falta de puntos de recarga como uno de los mayores obstáculos que les impiden realizar el cambio.

El estudio (que puedes descargar completo en este enlace) analiza las opiniones de conductores de un total de 22 países, entre los que figuran España, Alemani, Noruega, Suecia, Grecia o Italia.

Advertisement

A continuación repasamos las conclusiones más relevantes:

  • Se ha producido un incremento récord de encuestados con una actitud positiva hacia la conducción eléctrica: un 65% de ellos ven favorablemente la conducción de vehículo cero emisiones
  • Casi la mitad (44%) de los encuestados señalaron que su opinión sobre la conducción eléctrica ha mejorado en los últimos tres años
  • El número de encuestados con intención de alquilar un vehículo eléctrico se ha incrementado. De los encuestados que tienen previsto alquilar un vehículo en los próximos cinco años, una amplia mayoría (61%) señaló que estudiará la posibilidad de alquilar un eléctrico
  • Las ventajas de la conducción eléctrica están cada vez más claras y las más citadas por los encuestados son:
    • contribuyen a luchar contra el cambio climático gracias a sus emisiones más bajas de CO2 (46%)
    • ayudan a mejorar la calidad del aire urbano por sus emisiones más bajas de NOx (31%)
    • tienen un coste de funcionamiento general más bajo (47%)

El motivo que frena la expansión de la movilidad eléctrica

Aunque la mayoría de las personas encuestadas tiene una opinión favorable sobre los vehículos eléctricos, las preocupaciones prácticas relativas a la escasez de infraestructuras e incentivos para VE suponen un obstáculo para dar el paso.

La mayoría (57%) de los que no tenían intención de hacer la transición a los VE cero emisiones indicaron que el motivo para ello era el precio prohibitivo de estos vehículos. Esto es especialmente cierto en el caso de los conductores de Nueva Zelanda (70%), Bélgica (68%) o Grecia (65%).

El 35% de los encuestados que tienen previsto comprar un vehículo en los próximos cinco años señalaron que la insuficiente red de puntos de carga para VE era un impedimento para optar por un eléctrico.

Al mismo tiempo, para el 34% la reducida autonomía y la ansiedad derivada de ello (conocida como rage anxiety) les hacía rechazar el cambio.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here