La marca japonesa fue de las primeras en apostar por la movilidad eléctrica generalista con el lanzamiento del Nissan Leaf. Ahora que son muchos los fabricantes con representante (uno o varios) en este segmentos, quiere volver a revolucionar el mercado con una novedosa tecnología que mejora la dirección, la frenada y la trazada en curva. Así es y así funciona al e-4ORCE de los futuros Nissan eléctricos.

Cuando repasamos los matices que diferencian la conducción de un coche eléctrico de uno de combustión recordamos que los primero tienen un mayor poder de aceleración ya que entregan todo su par máximo desde el primer pisotón al acelerador. Esto además de ser emocionante supone una adaptación por parte del conductor para evitar algún que otro susto.

La nueva tecnología e-4ORCE de Nissan está pensada para aprovechar al máximo el tirón de los coches eléctricos sin que esto suponga el menor riesgo de pérdida de control.

e-4ORCE es una nueva tecnología de control de las cuatro ruedas que ayuda y otorga confianza a los conductores de cualquier nivel de habilidad al generar un par instantáneo a las cuatro ruedas y transmitir una potencia equilibrada y predecible en cualquier situación. La «e» de e-4ORcE hace referencia al sistema de tracción del motor eléctrico de Nissan. «4ORCE» (se pronuncia force) se refiere a la potencia física y a la energía del vehículo, mientras que el «4» representa el control de las cuatro ruedas.

Así funciona la tecnología e-4ORCE de los Nissan eléctricos

La tecnología e-4ORCE de Nissan está en fase de desarrollo.

Sin entrar en cuestiones excesivamente técnicas, el funcionamiento de esta innovación se resume en que gestiona la potencia de salida y el rendimiento de frenada para maximizar la suavidad y estabilidad de la conducción. Al mismo tiempo, mejora la confianza del conductor al trazar fielmente la línea de conducción prevista sobre diferentes superficies, sin que el conductor tenga que cambiar su estilo de conducción.

Como tecnología de control a las cuatro ruedas ayuda al conductor de cuatro maneras diferentes:

  1. e-4ORCE está pensanda para futuros modelos eléctricos de Nissan que cuenten con dos motores, uno en cada eje.
    Aunque también incluye la aceleración fuera de línea, la tecnología e-4ORCE brilla realmente cuando el conductor debe reaccionar repentinamente para evitar un obstáculo en la carretera, ya sea un animal u objeto. El sistema gestiona y se anticipa a las intenciones y expectativas del conductor de manera suave y eficiente.
    Para conseguirlo, la marca se ha basado en los conocimientos adquiridos tanto del sistema de división de par ATTESSA E-TS del Nissan GT-R como del sistema 4×4 inteligente del Nissan Patrol para maximizar la potencia de salida, la frenada y el control del chasis
  2. Ofrece un gran equilibrio entre control del chasis, trazado de línea y precisión de la dirección en todo momento, manteniendo el comportamiento del vehículo siempre predecible, incluso durante maniobras repentinas. El sistema modula constantemente la potencia de cada motor eléctrico doble, así como el control de los frenos de cada rueda, con el objetivo de generar un control fiable para el conductor.
    Normalmente, cuando gira, un vehículo tiende a virar hacia fuera de la curva durante la aceleración, lo que obliga al conductor a mover más el volante o a reducir la velocidad (subviraje). La tecnología e-4ORCE distribuye el par a las ruedas delanteras y traseras del vehículo para maximizar el agarre de los neumáticos según las condiciones de la superficie de la carretera y la situación del vehículo.
    El reparto de la tracción total del sistema e-4ORCE tiene una distribución predeterminada de 50/50, pero también puede transferir hasta el 100 % de la potencia a las ruedas delanteras o traseras, o una combinación intermedia, en función de diversas condiciones de carretera y conducción.

    El resultado es un mayor nivel de control, especialmente durante las curvas, que ofrece al conductor una experiencia agradable, suave y predecible con un ajuste mínimo de la dirección.

  3.  La frenada regenerativa es una de las características principales de un vehículo eléctrico. La nueva tecnología e-4ORCE de Nissan permite recuperar la energía cuando el coche desacelera, y luego envía dicha electricidad de vuelta a la batería.
    Dado que el sistema gestiona la frenada y la potencia de cada rueda, cuando se activa la frenada regenerativa en los motores eléctricos delanteros y traseros, el sistema trabaja para reducir el cabeceo y la inclinación del vehículo. Esta función contribuye a mantener el habitáculo, y a los pasajeros que van en ella, más nivelados, lo que a su vez contribuye a prevenir el mareo, como puede suceder en situaciones de tráfico denso en las que hay que parar y reanudar la marcha muchas veces.
  4. El control preciso de la motorización eléctrica y del sistema de frenos que ofrece la tecnología e-4ORCE garantiza que la potencia se transmita a las ruedas con mayor agarre al mismo tiempo que estabiliza el movimiento del vehículo para mantener el control de la conducción y la trazabilidad de la trayectoria. Si el conductor acelera demasiado, el sistema gestiona la potencia para garantizar que se mantiene el control y la trazada, incluso sobre superficies resbaladizas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here