techo solar del Model 3
Tesla Model 3

Divertida y, a la vez, imprudente ocurrencia la que ha tenido este youtuber. Quería poner a prueba las mejores de software de su coche eléctrico y, para ello, ha disfrazado a su mujer de cono para comprobar si su Tesla Model 3 la detectaba.

Oliver Ryan es un youtuber conocido por su canal de vídeos, Tesla Driver. Defensor de aquello de si no lo veo, no lo creo, Ryan quería poner a prueba la última actualización de software de su Tesla Model 3 que mejora las funcionalidades de conducción semiautomática.

No solo eso, como él mismo afirma en el vídeo que ha colgado en Youtube, también “quería poner a prueba su relación”. Y hay que decir que la paciencia de su mujer ha superado com creces a la tecnología de Tesla porque la santa señora no solo ha aceptado disfrazarse de cono, también subirse a un cubo de basura y ponerse un cono real en la cabeza para ver la respuesta del coche.

Mira, mira…

La prueba de Tesla Driver deja en bastante buen lugar a la tecnología de conducción semiautónoma de Tesla ya que en la mayor parte del tiempo que dura la prueba detecta la presencia de una persona en su camino. Solo en un par de ocasiones informó de la presencia de un cono o un cubo de basura en movimiento.

Visto por Elon Musk

El vídeo en el que el youtuber disfraza a su mujer de cono suma miles de visualizaciones. Tanto que ha llegado al mismísimo Elon Musk. El CEO de Tesla ha contestado a través de Twitter bromeando con que la próxima actualización incluirá una nueva programación informática: “mujer disfrazada de cono”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here