CUPRA e-RACER.
CUPRA e-RACER.

El escenario elegido para la primera prueba en circuito del Cupra e-Racer ha sido el circuito de velocidad de Zagreb (Croacia). El objetivo era probar la integración de las batería eléctricas con el resto del vehículo, en marcha.

Prueba superada. El Cupra e-Racer ha rodado por primera vez en circuito para comprobar la integración de las baterías eléctricas con el resto de elementos del coche, un reto que ha superado sin problemas.

Como parte del proceso de desarrollo del Cupra E-Racer, todos los sistemas eléctricos, electrónicos, de batería, refrigeraciones y propulsión se habían probado por separado. Faltaba ahora comprobar que estaban perfectamente calibrados para trabajar juntos y con el motor en marcha.

El lugar elegido para la primera prueba en circuito del Cupra e-Racer ha sido la pista de Zagreb, en Croacia. Allí se integraron por primera vez todos los elementos y se pusieron a rodar, con unas sensaciones muy optimistas para el equipo de Cupra.

Las condiciones de la pista, debido al calor durante las jornadas de test, confirmaron que el Cupra e-Racer está preparado para afrontar los retos en competición. En este vídeo puedes ver un resumen de la primera prueba en circuito del Cupra eléctrico.

Cupra e-Racer, un coche de carreras cien por cien eléctrico

El Cupra e-Racer es un coche eléctrico hecho por y para la competición. Cuenta con todos los elementos necesarios para tomar parte en el nuevo E-TCR (Campeonato Mundial de Turismos Eléctricos) que arrancará el próximo año con una prueba debut no puntuable que se celebrará en Montmeló (Barcelona) antes de que acabe 2018: desde el gigantesco alerón trasero, hasta el sobredimensionado difusor de la zaga, pasando por su carrocería notablemente ensanchada.

El Cupra e-Racer se prepara para tomar parte en el nuevo E-TCR (Campeonato Mundial de Turismos Eléctricos) que arrancará el próximo año 

En el apartado mecánico, el Cupra e-Racer cuenta con  cuatro propulsores eléctricos que, combinados, llegan a ofrecer picos de hasta 670 CV sin emitir emisiones contaminantes a la atmósfera. 

Como aparece en el vídeo, las baterías van ubicadas en el “maletero”, justo por detrás de la jaula antivuelco.

Compuesta por dos bloques y no uno, tal y como había adelantado Cupra en su momento, la batería cuenta con un total de 6.072 pilas en 23 paneles diferentes y su peso total es de 450 kilos.

 

Los datos recogidos en las prueba de circuito del Cupra e-Racer sirven para seguir ajustando los sistemas, y que el siguiente paso sea centrarse en las prestaciones del vehículo.

El Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT, ha afirmado que “con el CUPRA e-Racer queremos llevar la competición al siguiente nivel. Estamos demostrando que podemos reinventar el deporte del motor y alcanzar el éxito. La competición del motor es uno de los pilares de CUPRA y estamos orgullosos del equipo que está haciendo posible este turismo eléctrico de carreras”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here