Consumos reales del Porsche Panamera

0
588

Porsche ha querido sacar pecho y ha puesto en manos de unos cuantos periodistas a su última criatura para demostrar su consumo, por si alguien no se fía del todo de los ciclos oficiales de homologación.

Hace unos días hablábamos sobre la hibridación a la que Porsche está sometiendo a toda su gama con el fin de conseguir las prestaciones de siempre dentro de unos consumos y unas emisiones moderadas y adaptadas a la normativa. El Panamera S E-Hybrid homologó 3,1 l/100 km en el ciclo europeo (NEDC).

En un evento reciente Porsche ha invitado a 42 periodistas europeos a comprobar las bondades que anuncia esta homologación oficial en una prueba que recorrió un total de 1.200 kilómetros. El resultado obtenido en la realidad ha sido de 4,4 l/100 km, un poco más, por no decir mucho, que el dato oficial. Pero para un coche de más de 2 toneladas de peso y 416 CV de potencia es un dato impresionante, porque además se ha conseguido a una velocidad media de 54 km/h.

consumoporscheintLa prueba se realizó en Alemania y estaba constituida por un tramo de 28,7 kilómetros de carretera convencional, otro de 6,5 kilómetros por la ciudad de Hockenheim y 13 kilómetros de autopista donde se llegaron a alcanzar velocidades de hasta 230 km/h. Los coches transportaban cuatro ocupantes y se mantuvieron siempre con el climatizador en marcha. Aun así uno de los recorridos se completó con un consumo casi imposible de 2,8 l/100 km.

El dato final es una media de los obtenidos por cada unidad y demuestra, una vez más, que los datos que se obtienen de los ciclos de homologación sirven para poco en el mundo real. La forma de conducir, la intención del conductor, el terreno, la climatología, el tráfico, la climatización del habitáculo y muchos otros factores influyen en el consumo de un coche y las condiciones de laboratorio de las pruebas de homologación no consiguen emularlas. El ciclo americano EPA es más estricto y no suele dar como resultados cifras excesivamente bajas de consumo. El europeo, sin embargo, suele ser muy permisivo. No vamos a entrar en los detalles de los ciclos, pero meter un coche en un laboratorio y que una máquina lo acelere y lo frene, en períodos de tiempo estandarizados, simulando ciclos urbanos y extraurbanos y luego hacer cuentas para sacar el consumo se parece poco a la realidad. Su única utilidad real es comparar coches y saber cual consume más y cual menos y en cuanto se podrán diferenciar cuando el conductor real lo saque al mundo real a circular de forma real y a consumir de forma real. A la prueba que ha realizado Porsche deberían sumarse el resto de fabricantes para que la información sea realmente útil para el comprador.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here