Conclusiones del Proyecto Active E

0
380

El proyecto Active E, puesto en marcha por BMW, pretende estudiar el estado de desarrollo de la movilidad eléctrica en la actualidad haciendo vivir a sus clientes la experiencia de convertir un Active E en su coche habitual para recorridos diarios. Estas son algunas de las conclusiones.

El Active E es el segundo proyecto piloto de BMW para el estudio de la viabilidad de la movilidad eléctrica en su estado de desarrollo tecnológico actual. El primero se desarrollo con 600 unidades del Mini E, un Mini reconvertido a eléctrico y este segundo arrancó en mayo de 2013 con 1000 unidades del Active E, un serie 1 eléctrico. Los conductores han realizado 200.000 kilómetros con ellos, con un promedio de 105 kilómetros cada día. El proyecto durará hasta el otoño de 2014, pero ya tenemos las primeras  conclusiones.

El proyecto

La intención de BMW es evaluar si la capacidad de las baterías actuales es suficiente para el uso de sus clientes en sus recorridos diarios. Los elegidos firman un contrato de arrendamiento con una cuota mensual que les permite ser el usuario del vehículo mientras BMW tiene acceso a todos los datos del coche y sigue siendo su propietario.

El proyecto tiene 5 fases de 12 semanas de duración. La condición para poder participar, entre otras,  era que el perfil de uso del coche por parte del conductor le obligara a realizar un viaje diario a su trabajo de alrededor de 70 kilómetros . Con estas premisas BMW quería avaluar el aprendizaje de los conductores respecto al comportamiento técnico del coche así como la acumulación de la experiencia para hacer sus viajes cada día más eficiente s y cómodos.

Las conclusiones

Julian Weber, Director de Proyectos de Innovación de BMW, estaba convencido de que el coche iba a ser muy bien aceptado , por los datos técnicos que ofrecía el ActiveE. Los datos finales confirman su creencia de la que la movilidad eléctrica está a punto para el mercado de masas.

BMW ACTIVE E INTERIOR

El 90% de los usuarios están satisfechos con el coche y se lo recomendarían a un amigo que cumpliese el perfil de usuario de vehículo eléctrico. El 79% de los usuarios están convencidos de que el ActiveE tiene suficiente autonomía para el uso diario y el 76% solo ha sufrido un par de situaciones en cada mes en las que se han sentido presionados por la posibilidad de quedarse sin batería. En estudios anteriores se había demostrado que esta ansiedad es inicialmente mayor puesto que la inexperiencia  no permite prever el comportamiento del coche. En este estudio se ha podido comprobar que los usuarios han realizado recorridos más largos conforme ha ido aumentando su experiencia de uso. El rango de utilización ha estado entre los 90 y los 265 kilómetros. El 93%, después de una semana de uso, se atrevían a utilizar dos tercios de la batería. Pasados tres meses este porcentaje subió hasta el 100%.

BMW Active E

El Active E es un BMW serie 1 con un sistema propulsor eléctrico. El motor, que pesa tan dolo 100 kilos, está situado en la parte trasera desarrolla 126 kW (170CV) y logra un par motor de 250 Nm. La velocidad máxima es de 145 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de 9 segundos. Las batería de iones de litio fabricadas por Bosch y Samsung (a través de una joint venture llamada SB LiMotive)  se sitúan en el vano delantero y tiene 32 kWh con un peso total de 450 kilos.

BMW ACTIVE E MECÁNICA

El peso total del conjunto es de 1.815 kg. Logra una autonomía de 160 km con cada carga. Su consumo medio es de 12 kWh/100 km.  El tiempo de recarga en un enchufe de 220 V y 32 A (7,7 kW) es de 4 ó 5 horas.  La adaptación del serie 1 convencional a eléctrico obligó a BMW a crear 300 nuevas piezas  para la carrocería para no perder nada de habitabilidad y conservar un maletero de 200 litros.

Fuente: BMW

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here