Según informaciones del Ministerio de Industria chino recogidas por Reuters, China considera 2022 como un año crucial para globalizar su industria de vehículos de nueva energía.

En una reunión presidida por el ministro chino de Industria, Xiao Yaqing, Pekín ha decidido acelerar las innovaciones, los productos y los estándares en su industria de vehículos de cero emisiones para iniciar un proceso de globalización. Actualmente, China es el mayor mercado de vehículos eléctricos y alberga una gran cantidad de fabricantes de vehículos cero emisiones.

Además, China domina la cadena de suministro de minerales críticos para baterías y baterías de iones de litio, lo que le da una ventaja sobre otras regiones del mundo en términos de materias primas y costes de fabricación. Según un estudio de Morgan Stanley Research y el Departamento de Energía de Estados Unidos, el gigante asiático es líder en capacidad de fabricación de baterías.

Mercado de vehículos eléctricos en China

El mercado chino de vehículos eléctricos creció a un ritmo vertiginoso en 2021, con ventas que se dispararon en un 154% a pesar de la escasez global de chips. No en vano, más de la mitad de las ventas de vehículos eléctricos a nivel mundial se realizaron en China.

Advertisement

Otra de las razones por las que se esperan fuertes ventas en 2022 es la competencia que se desatará con los fabricantes occidantales. A este respecto, Michael J. Dunne, CEO de ZoZo Go, grupo inversor, ha señalado:

“Las marcas chinas de vehículos eléctricos han estado tomando grandes porciones de la cuota de mercado de Chevy, Hyundai, PSA y Jeep. La única marca extranjera que ha superado la clasificación de los 10 mejores vehículos eléctricos de China es Tesla”.

Guerra de precios entre fabricantes

Según informa Wall Street Journal, el pronóstico para las ventas de automóviles en China para este año es muy optimista. De hecho, es probable que buena parte del crecimiento a experimentar provenga de las ventas de vehículos eléctricos, mientras que las ventas de vehículos de combustión interna podrían estancarse o disminuir ligeramente este año.

Sin embargo, habrá que estar atentos al mercado de vehículos eléctricos, ya que el camino podría no ser tan tranquilo. Según un analista de UBS Securities, banco de inversión suizo, podría desencadenarse una guerra de precios entre competidores que, probablemente, reduciría los beneficios de todos. Esto se daría debido a una situación en la que la oferta supere a la demanda en el mercado, además de que el consumo podría reducirse como consecuencia de la desaceleración económica producida por la mayor fuerza de la pandemia por COVID-19 actualmente. Hay que considerar que China pone en práctica medidas de control más férreas contra el virus.

Otro de los retos a los que se va a enfrentar la movilidad eléctrica en China es la decisión gubernamental de rebajar en un 30% las ayudas a los fabricantes. De acuerdo con la nueva normativa, solo se darán subvenciones a aquellos vehículos eléctricos con un precio inferior a los 47.000 dólares estadounidenses. Por ello, algunas marcas han optado por subir los precios para cubrir la brecha, una acción que podría poner a prueba las ventas.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here