Su creador, Ili Kranz, dice que el suyo es un coche eléctrico de diseño “totalmente diferente”. Pero este no es modelo innovador solo por sus formas, también por el concepto de venta que lo envuelve: Canoo es un coche eléctrico que se compra por suscripción.

Uli Kranz es actual CEO de Canoo. En su currículum se presenta también como ex-director de la división de coches eléctricos de BMW y ex-CFO de Faraday Future. Excelente carta de presentación.

Su último trabajo es Canoo, un coche eléctrico que no se puede comprar, ni siquiera alquilar (al menos en el concepto habitual de alquiler o renting), solo está disponible en modalidad de suscripción (como Netflix o HBO, para que nos entendamos).

El truco para ganar puestos en la lista de espera de Canoo

Como solo se paga por uso, para ser uno de los candidatos a conducir las primeras unidades de Canoo solo hay que apuntarse a una lista. No es necesario hacer ninguna reserva. Quizá esa sea una de las razones por las que ya hay lista de espera.

Apuntarse en la lista no conlleva ninguna obligación, pero tampoco supone garantía de ser de los primeros en conducir el coche. Ahora bien, hay un truco para adelantar posiciones: participar en la acción de marketing de Canoo.

Esto último tampoco supone desembolso alguno para el conductor que solo tendrá que responder encuestas o invitar a otros usuarios a apuntarse en la lista de espera.

¿Asegura este truco conducir uno de los coches eléctricos de Canoo? Pues tampoco. La marca ha dicho que, en un primer momento, habrá un número muy limitado de unidades y que la primera ciudad en la que operará el servicio de Canoo será Los Ángeles (EEUU).

Así es Canoo, el coche eléctrico por suscripción

El eléctrico de Canoo es una especie de microbús pensado para un uso eminentemente urbano.

Tiene capacidad para transportar a siete pasajero y un interior diseñado como si fuera una sala de estar: incluso tiene un sofá en la parte posterior.

Del diseño del coche de Canoo se ha ocupado Richard Kim, diseñador también de los BMW i3 y BMw i8. También fue diseñador jefe de Faraday Future.

En un primer momento, Canoo será conducido por pilotos de carne y hueso que tendrán a su disposición un buen número de asistentes. Más adelante, está planeado que ofrezca conducción cien por cien autónoma.

A nivel mecánico, el coche eléctrico de Canoo tiene 400 km de autonomía y 300 CV de potencia. En su ficha técnica también promete:

  • carga rápida (80%) en 28 minutos
  • aceleración de 0 a 100 km/h en siete segundos
  • 200 km/h de velocidad máxima
  • tracción trasera
  • batería de 80 kWh

Si quieres apuntarte a la lista de espera, puedes hacerlo a través de este enlace.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here