Bosch

Bosch cerrará sus investigaciones relacionadas con las celdas de baterías para vehículos eléctricos  y se centrará en otros componentes eléctricos. Con esta decisión Bosch renuncia a competir en este sector con los gigantes de la industria.

Bosch es uno de los proveedores de la industria que más está invirtiendo en la electrificación del automóvil. Desde hace unos años Bosch está explorando la posibilidad de iniciar su andadura en una nueva línea de negocio tan fundamental en la movilidad eléctrica como es el mercado de las baterías.

Finalmente el grupo alemán ha anunciado que renuncia a este nuevo plan de negocio, sin que por ello deje de aspirar a convertirse, centrándose en otros componentes eléctricos,  en ‘líder del mercado de masas de la movilidad a partir de 2020’.

En el verano de 2015 Bosch arrancó su apuesta en el mercado de las baterías para coches eléctricos invirtiendo en Seeo, una start-up especialista en baterías de litio con electrolito sólido, una de las tecnologías con mayor futuro en este campo.

Baterías de Seeo
Baterías de Seeo

Desde entonces  ha estado  revelado detalles sobre su plan de lanzar nuevas tecnologías de baterías al mercado logrando desarrollando un paquete de baterías de 50 kWh de capacidad que peses tan solo 190 kilogramos, aunque nunca habló de fecha exactas para este nuevo producto  A principios de año Bosch se planteó la inversión de 20.000 millones de euros en una fábrica de baterías con una capacidad de producción anual de 200 GWh en 2030, que le permitiría competir con fabricantes tan importantes como Panasonic, LG Chem, Samsung SDI o CATL. Una decisión que tomaría a principios de este año y que no ha considerado apropiada por el excesivo riesgo económico que supone.

A pesar de ello en palabras de Mathias Pillin, responsable de las actividades de electromovilidad en Bosch, “Técnicamente hablando, hemos logrado un progreso excelente en nuestro trabajo de desarrollo. La tecnología de las baterías de electrolito sólido es el camino a seguir “.

La decisión de Bosch le llevará a disolver la joint venture que mantenía con GS Yuasa y Mitsubishi  y a  retirar la inversión realizada en Seeo: “Para Bosch, es importante tener una comprensión técnica de las celdas. No tenemos que hacerlas nosotros mismos”, ha declarado Rolf Bulander, presidente del sector empresarial de Soluciones para la Movilidad. Bosch seguirá colaborando con los proveedores de celdas para baterías de vehículos eléctricos, pero no continuará con la investigación en este campo. “La experiencia de Bosch abarca todo el ecosistema de electromovilidad, desde componentes probados para aplicaciones electrificadas hasta conexiones digitales con la infraestructura de carga”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here