bosch
Imagen: DepositPhotos.
Advertisement

Bosch ha anunciado una inversión de más de 200 millones de dólares con el objetivo de producir pilas de combustible en sus instalaciones de Anderson, en Carolina del Sur (Estados Unidos). La compañía ya suministra tecnología de celdas de combustible a la startup Nikola.

Como parte de la estrategia de la multinacional de fabricar localmente, las pilas de combustible producidas en Anderson impulsarán los camiones con motor de hidrógeno que próximamente circularán por las carreteras estadounidenses. Se espera que el inicio de la producción de lugar en 2026, creándose 350 nuevos puestos de trabajo.

En esa línea, Stefan Hartung, presidente de Bosch, señalaba hace unos meses:

“Tenemos una amplia base para desarrollar tecnologías de hidrógeno y queremos promover su producción en Europa. Esperamos que el mercado mundial de componentes de electrolizadores ascienda hasta unos 14.000 millones de euros en 2030.

La política industrial debería centrarse en conseguir que todos los sectores económicos estén preparados para el hidrógeno. Las soluciones basadas en electricidad tienen preferencia, pero las soluciones basadas en hidrógeno también deben de ganar más impulso. Ambas son necesarias para una vida sostenible en el planeta azul”.

Asociación con Nikola

Bosch actualmente suministra tecnología de celdas de combustible a la startup Nikola, que planea comenzar la producción de su camión eléctrico Tre cabover de celda de combustible en 2023. Nikola cuenta con la tecnología de Bosch para ensamblar sus propios módulos de pila de combustible en su planta de Coolidge, Arizona.

La startup ha completado un piloto de camión de pila de combustible con Anheuser-Busch en California.

Las mejoras en las instalaciones de Anderson

La inyección de capital en las instalaciones de Anderson incluyen una instalación estimada de 13.656 metros cuadrados en la que se producirán las pilas de combustible. Del mismo modo se mejorarán los entornos de climatización para asegurar procesos de calidad.

La compañía alemana será una de las primeras en llevar a cabo una producción a gran escala de pilas de combustible para desarrollar un ecosistema de vehículos comerciales de hidrógeno. En este sentido, Bosch anunción recientemente que invertiría más de 1.000 millones de dólares hasta 2024 para desarrollar tecnologías de pilas de combustible móviles.

Fuente: Europa Press.

Imagen: DepositPhotos.

Te puede interesar

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí