Bosch podría invertir 20.000 millones de euros en una fábrica de baterías

Bosch está considerando la inversión de 20.000 millones de euros en una fábrica de baterías con una capacidad de producción de 200 GWh anuales. La empresa alemana tomará la decisión el año que viene.

Hace más de un año,  Bosch compró la start-up de baterías  Seeo,  una empresa de Silicon Valley fundada en 2007 y conocida en la industria por la creación de la batería DryLyte que sustituye el electrolito líquido por otro en estado sólido, logrando elevar la densidad energética y la seguridad de la batería al reducir al mínimo su volatilidad. Desde entonces  ha estado  revelado detalles sobre su plan de lanzar nuevas tecnologías de baterías al mercado logrando desarrollando un paquete de baterías de 50 kWh de capacidad que peses tan solo 190 kilogramos, aunque nunca ha hablado de fecha exactas para este nuevo producto.

Bosch es uno de los proveedores de la automoción más importante del mundo y uno de los que está realizando una inversión de mayor alcance en movilidad eléctrica, fabricando componentes de todo tipo, excepto celdas de baterías, algo que puede cambiar, según ha declarado el director de automoción de Bosch, Volkmar Denner, en una entrevista realizada al diario Handelsblatt: “No conozco ninguna otra compañía que esté trabajando en electromovilidad tan ampliamente como Bosch, desde bicicletas hasta camiones. Hemos invertido masivamente en electromovilidad durante años. Decidiremos en 2018 si deberíamos comenzar a producir celdas de baterías”.

Apuesta de Bosch por la movilidad eléctrica en el futuro

Si finalmente toman esta decisión Denner ha dicho que “lo harán a lo grande”, con una inversión de 20.000 millones de euros para crear una gran fábrica capaz de producir 200 GWh al año en 2030: “Bosch es el líder de innovación en todos los campos en los que operamos. Esta es una parte esencial de nuestra estrategia. Una posición líder en celdas de batería significaría una participación de mercado de aproximadamente 20%. Suponemos que se necesitarán aproximadamente 1.000 GWh de capacidad para el año 2030. Esto significa que tendríamos que desarrollar alrededor de 200 GWh para 2030, con una inversión aproximada de 20 millones de euros. Aunque financieramente esta inversión no es un problema para Bosch es una decisión que debe considerarse cuidadosamente desde el punto de vista empresarial. Hay muchos riesgos involucrados”

Denner agregó que de entrar en este negocio sus celdas de baterías utilizarían la tecnología de electrolito sólido, que asegura que será la tecnología que se impondrá en este sector.

Recordamos que la Gigafactoria de Tesla tiene previsto alcanzar una producción de 105 GWh en 2020. Bosch apuesta por alcanzar los 200 GWh una década después, pero con una nueva tecnología que permite mayor densidad de energía.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here