Arval

Un reportaje de la BBC afirma que los coches eléctricos tomarán el control sobre los de combustión antes de lo previsto. Según ellos, estamos ante la mayor revolución de la automoción desde tiempos de Henry Ford y sus líneas de producción. Además, muchos analistas creen que ya hemos superado el punto de inflexión en el que las ventas de vehículos eléctricos.


Asimismo, los fabricantes no se quedan atrás con respecto a esa idea: Jaguar planea vender solo eléctricos a partir de 2025; Volvo a partir de 2030; y la semana pasada, Lotus dijo que haría lo mismo, vendiendo solo modelos eléctricos a partir de 2028.

Asimismo, General Motors fabricará solo vehículos eléctricos para 2035; Ford dice que todos los vehículos vendidos en Europa serán eléctricos para 2030; y VW dice que el 70% de sus ventas serán eléctricas para 2030.

Los planes de los gobiernos para prohibir el coche de combustión en el futuro ayuda, aunque no sólo es eso. Según la BBC:

Advertisement

“Pero lo que hace inevitable el fin del motor de combustión interna es una revolución tecnológica. Y las revoluciones tecnológicas tienden a ocurrir muy rápidamente”.

Un ejemplo claro para la BBC es internet

Explican que el mercado de los vehículos eléctricos está aproximadamente donde estaba Internet a fines de la década de 1990 o principios de la de 2000.

En ese entonces, había un gran revuelo sobre esta novedad con las computadoras hablando entre sí. Y varias empresas ya despuntaban con fuerza, como Amazon y Google. Añaden que Internet desbordó todo:

“Su crecimiento fue explosivo y disruptivo, aplastando las empresas existentes y cambiando la forma en que hacemos casi todo. Y siguió un patrón familiar, conocido por los tecnólogos como curva en S”.

En 1995, había unos 16 millones de personas en línea. En 2001, había 513 millones de personas. Ahora hay más de tres mil millones:

“Lo que sucede a continuación es que nuestra S comienza a inclinarse hacia la horizontal. La tasa de crecimiento se ralentiza ya que prácticamente todos los que quieren estar ahora están en línea”.

Y es sólo un ejemplo, extensible a otros muchos: teléfonos inteligentes, fotografías e incluso antibióticos.

Vehículos eléctricos

El motor de combustión interna a principios del siglo pasado siguió la misma trayectoria. También lo hicieron las máquinas de vapor y las imprentas. Y los vehículos eléctricos harán lo mismo. Eso, a pesar de que el primer automóvil eléctrico ya existía en la década de 1830, de la mano del inventor escocés Robert Anderson.

Según la BBC, ya hemos pasado el punto de inflexión de ventas de coches eléctricos. A partir de ahora, la expansión es imparable.
Según la BBC, ya hemos pasado el punto de inflexión de ventas de coches eléctricos. A partir de ahora, la expansión es imparable.

Pero sólo en los últimos años la tecnología ha empezado a estar disponible a precios que permiten que sea competitiva.

Igualmente, según la BBC, otros aspectos de los coches eléctricos han cambiado radicalmente: autonomía, aceleración, confort, mejoras de las tecnologías que los controlan…

Y, especialmente, las baterías. En cuanto a los precios de éstas, explican que desde hace apenas una década se ha reducido el coste de su fabricación en un 90%. Y eso puede crear el punto de inflexión para que los eléctricos sean más asequibles. Con mayor motivo porque el mantenimiento de un eléctrico y la energía que consumo son mucho más baratos. Desde la BBC añaden:

“Al mismo tiempo, la densidad de energía, la cantidad de energía que puede acumular en cada batería, continúa aumentando.

También duran más”.

Además, añaden, para 2025, el 20% de los automóviles nuevos vendidos a nivel mundial serán eléctricos, según la última previsión del banco de inversión UBS.

La cifra aumentará al 40% para 2030. Y, para 2040, prácticamente todos los automóviles nuevos vendidos a nivel mundial serán eléctricos, según UBS.

La razón es gracias a otra curva, lo que los fabricantes llaman la “curva de aprendizaje“:

“Cuanto más hacemos algo, mejor lo hacemos y más barato se vuelve. Por eso, los ordenadores, los electrodomésticos de cocina y, sí, los coches de gasolina y diésel, se volvieron tan asequibles”.

Finalmente, acaban con una recomendación:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here