furgonetas eléctricas

El Ayuntamiento de Bilbao ha presentado 10 nuevas furgonetas eléctricas destinadas a la distribución urbana de mercancías por la ciudad y que dejarán de emitir a la atmósfera en torno a 15 toneladas de CO2 al año. Del mismo modo, el Consistorio ha anunciado una nueva línea de ayudas con un presupuesto de 100.000 euros que se dirigirán a la renovación de flotas impulsando la movilidad eléctricos.

En concreto, cuatro compañías han accedido ya a las subvenciones ofrecidas para la compra de furgonetas eléctricas para el reparto urbano de mercancía en Bilbao.

El teniente de Alcalde y concejal del área de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, ha informado de que estas cuatro empresas accedieron a las ayudas con el objetivo de mejorar la calidad del aire, reducir el consumo de energía y las emisiones asociadas a sus actividades.

Nueva línea de ayudas a la movilidad eléctrica en Bilbao

Gil ha anunciado la convocatoria en los próximos días de una nueva línea de subvenciones dotada con 100.000 euros y destinada a que más empresas dedicadas a la distribución urbana puedan renovar su flota y sustituir los vehículos de combustión tradicional por eléctricos.

Advertisement

En esta convocatoria, el Ayuntamiento de Bilbao ha subvencionado con 7.000 euros la adquisición de cada vehículo, con lo que se completado la dotación máxima de la ayuda prevista de 70.000 euros, apenas dos semanas después de su activación.

Monitorización de las furgonetas

Todas las furgonetas eléctricas subvencionadas por las ayudas disponen de una aplicación del Ayuntamiento de Bilbao que permite monitorizar la posición del vehículo de forma instantánea.

Así, será posible saber cuántos kilómetros recorre cada empresa al mes. De hecho, todas las compañías se han comprometido a realizar entre 1.000 y 1.300 kilómetros, con lo que ahorrarán unas emisiones de cerca de 15 toneladas de CO2 al año.

Importancia de la electrificación de las flotas

Las flotas europeas de vehículos están formadas por 63 millones de coches, furgonetas, autobuses y camiones, operados por empresas privadas o autoridades públicas. Sin embargo, a pesar de que sólo representan el 20% del parque vehicular, representan el 40% de todos los kilómetros recorridos y el 50% de las emisiones de CO2 procedentes del transporte. Esto significa que tienen un potencial significativo para apoyar la descarbonización acelerada del transporte.

El proceso de electrificación ha puesto su atención en las flotas por varias razones. En primer lugar, los incentivos públicos aumentan el atractivo de las compras de vehículos eléctricos. En segundo lugar, la previsibilidad de las rutas, que es una característica operativa general de las flotas, permitiría y aceleraría el despliegue de infraestructura de carga en lugares clave, haciendo que los vehículos eléctricos sean más fiables también para los particulares.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here