Audi e-tron quattro Concept (VÍDEOS)

0
1600

Audi ha presentado en el Salón de Frankfurt el e-tron quattro, un prototipo eléctrico con más de 500 km de autonomía y 435 CV de potencia en el que la marca reúne su declaración sobre el futuro de la movilidad eléctrica:  deportividad, eficiencia y uso cotidiano. (GALERÍA DE IMÁGENES)

Tal y como estaba previsto Audi ha presentado bajo el nombre e-tron Quattro Concept lo que casi seguro, por sus dimensiones, será el Q6 e-tron, del que ya habíamos desvelado algunas características hace un mes.

Como decimos sus dimensiones lo sitúan entre el Q5 y el Q7, en el segundo escalón de los SUV de Audi: 4,88 metros de largo, 1,93 de anchura y 1,54 de altura. Audi remarca la importancia de haber logrado un coeficiente de 0,25, en un segmento en el que no es fácil bajar de 0,30, gracias a su marcada silueta que recuerda a la de un cupé. El interior puede albergar a cuatro ocupantes con un maletero de 615 litros de capacidad.

Mecánica

Cuenta con tres motores eléctricos con una potencia total de 320 kW (435 CV) que, puntualmente,  pueden llegar a ser 370 kW (503 V) con la función “boost”. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y su velocidad máxima, limitada electrónicamente es de 210 km/h.

Un motor mueve el eje delantero y los otros dos actúan sobre el trasero, es decir, puede contar con tracción total en caso de funcionar los tres a la vez. El sistema de gestión inteligente se encarga de decidir que motores actúan en cada momento, en función de una consigna, que es decisión del conductor. La prioridad es la mayor eficiencia pero esta puede modificarse según el grado de recuperación de energía, el programa de conducción (S o D) y el modo del sistema Audi Drive Select.  En conducción deportiva el Torque Control Manager se encarga de distribuir el par entre las ruedas traseras para, según Audi  “proveer un máximo dinamismo y estabilidad”.

La batería de iones de litio es de 95 kWh lo que le permitirá homologar “más 500 km de autonomía”. Se sitúa en la parte baja del habitáculo lo que baja el centro de gravedad y ayuda a un mejor comportamiento dinámico. Utiliza el sistema de recarga CCS-Combo2. Audi dice que será capaz de completar una carga completa de su batería en 50 minutos con una salida de corriente continua de 150 kW. No se especifica amperaje ni voltaje. El estándar IEC 62196 admite un máximo de 250 kW a 600 V y 400 A. También se podrá realzar la recarga de forma inalámbrica mediante inducción, en combinación con un sistema de aparcamiento pilotado que asegure el correcto posicionamiento del coche sobre la zona de recarga instalada en el pavimento. Adicionalmente, un gran panel solar en el techo provee electricidad a la batería principal.

La suspensión neumática adaptativa es capaz de hacer descender unos centímetros el coche a altas velocidades para bajar el centro de gravedad y el coeficiente aerodinámico. La dirección actúa sobre las cuatro ruedas. En función de la velocidad y de las condiciones de conducción estas giran en la misma dirección o en dirección contraria.


Galería de imágenes


Tecnología en el exterior

Además del bajo coeficiente aerodinámico proporcionado por diseño y por la suspensión neumática la aerodinámica activa es la característica que más sorprende en este coche. Por encima de los 80 km/h el capó, los flancos y la zaga se orientan para dirigir el flujo del aire alrededor y a través del vehículo. Contribuyen a ello “los bordes separadores verticales de los paneles laterales y los bajos totalmente carenados con microestructuras”, así como las cámaras que sustituyen a los espejos retrovisores. Audi asegura que todos estos elementos eliminan casi por completo el ruido aerodinámico del interior que junto al inexistente ruido del motor dejan el interior prácticamente en silencio.

Los faros delanteros utilizan la tecnología Matrix láser. La zona inferior del faro aloja una nueva firma lumínica distintiva, compuesta por cinco elementos, cada uno de ellos combinando una unidad LED con otra OLED extremadamente plana. Las luces traseras también las componen dos secciones. Cada una de las zonas superiores comprende nueve luces OLED rojas, con tres más en la parte inferior.

Tecnología en el interior

El Audi Virtual cockpit es un nuevo desarrollo de la instrumentación basado en pantallas OLED con una instrumentación completamente digital, bajo la que hay dos displays táctiles de cristal negro. Las luces y los sistemas de conducción autónoma se controlan con el display izquierdo y la navegación y el equipo multimedia con el derecho. El volante sirve como mando alternativo, ya que sus brazos integran zonas táctiles. En la consola central dos pantallas OLED dan acceso al  control del sistema de propulsión, la climatización y funciones informativas programables. Las pantallas curvas delanteras de los paneles de puertas sirven de retrovisores exteriores digitales.

Los dos asientos traseros son individuales y tienen acceso a los displays de la consola central para configurar la climatización, la información o el entretenimiento de forma independiente o para  intercambiar datos con el conductor. Un módulo LTE conecta al Audi e-tron quattro concept con Internet e incluye todo tipo de funciones de conectividad.

Conducción pilotada

El equipamiento para lograr la conducción autónoma estarán disponible en este modelo: sensores de radar, una videocámara, sensores ultrasónicos y un escáner láser. Todos los datos son enviados al controlador central (zFAS), que se encuentra situado en el maletero que se encarga de procesarlos y elaborar un modelo digital del entorno que envía a los sistemas de asistencia y de conducción pilotada.

La fecha de lanzamiento está prevista para principios de 2018 según ha declarado Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico en Audi.

Fuente: Audi

Vídeo: Youtube (Evans Electric y Audi Deutschland)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here