Ford Mustang Mach-E
Ford Mustang Mach-E

El país escandinavo, paraíso de los enchufables podría dejar de serlo en las próximas semanas. Noruega anuncia un cambio legislativo que ha disparado las ventas de coches eléctricos en las últimas semanas de 2022, pero todo apunta a que tendrá el efecto contrario en 2023

A día de hoy, el parque móvil noruego cuenta con casi 2,9 millones de vehículos en circulación, de los que un 15,9% son cero emisiones; casi un 4% más que en 2020.

El porcentaje será más alto cuando cierre el año porque las ventas de coches eléctricos se están disparando en las últimas semanas. Hay una razón: el giro legislativo que anuncia el Gobierno.

Adiós a las ayudas a la compra de coches eléctricos

Históricamente, Noruega ha sido uno de los países europeos que más ha apoyado la movilidad eléctrica. Los numerosos incentivos a la compra y uso de modelos cero emisiones ha hecho que, mes tras mes, se sitúe a la cabeza de los rankings de países con más matriculaciones de vehículos eléctricos.

Pero puede que en en los próximos meses haya un baile de posiciones y todo por una decisión gubernamental.

El último día de 2022 podría ser el final de las ayudas económicas a la compra de vehículos eléctricos en Noruega. También se especula con la posibilidad de que se pongan en marcha nuevos impuestos específicos para los vehículos cero emisiones.

A día de hoy, quien compra un coche eléctrico en Noruega queda exento del pago del IVA (un 25% en el país escandinavo) y del impuesto de matriculación (este, como en España, se calcula en base a las emisiones contaminantes del modelo).

Un 25% más caros

En noviembre, cuatro de los cinco coches más vendidos en Noruega fueron eléctricos: Tesla Model Y, VW ID.4, BMW i4 y BMW iX.

De retirar las ayudas y aplicar nuevos impuestos, el precio del BMW i4 eDrive40, por ejemplo, pasará de los actuales 48.000 euros a casi 62.000 euros.

Además Noruega planea crear un impuesto asociado al peso del vehículo. Este afectaría especialmente a los híbridos enchufables y eléctricos (por el incremento en báscula de las baterías) y puede llegar a incrementar el precio hasta en 2.400 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí