Tecnología APS de Alstom para el tranvía de Barcelona.

Alstom ha anunciado que instalará su tecnología APS sin catenaria en la conexión del tranvía de Barcelona. El sistema dinámico de alimentación por suelo es la solución sin catenaria para tranvías más probada. Ya acumula 19 años de experiencia y está operativo en 11 ciudades de todo el mundo. Éste será el primer proyecto en España.


La Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona ha adjudicado a Alstom España la electrificación de la primera fase de ampliación de la red tranviaria. Se trata de un sistema de alimentación dinámica por suelo (APS), que permitirá eliminar el uso de catenaria. El contrato incluye el suministro de los elementos del sistema para la infraestructura, así como la adaptación de 18 tranvías de la flota actual.

La tecnología APS es pionera en España. Gracias a ella, no será necesaria la instalación de catenaria en el nuevo tramo de la red tranviaria. Por tanto, conseguirá mejorar la integración del sistema en el entorno urbano. Además, preserva la belleza de los entornos urbanos, eliminando tanto las infraestructuras de las vías, como mástiles y líneas de contacto de las catenarias.

Tecnología APS

La tecnología APS conlleva la instalación de un tercer carril conductor en la vía, que sirve como sistema de alimentación eléctrica. Este tercer carril conductor, dividido en secciones, se enciende y apaga automáticamente a medida que el tranvía avanza. Así, garantiza la total seguridad de los peatones y de todos los usuarios de la vía pública.

Actualmente, la tecnología APS de Alstom, ya está instalada y en operación en 11 ciudades de los cuatro continentes: Burdeos, Tours, Rio de Janeiro, Estambul, Dubái, Lusail o Sídney, entre otros). Cada día, 362 tranvías utilizan esta solución en más de 145 km de vías en servicio comercial. Eso representa 58 millones de km recorridos con esta tecnología (hasta julio de 2022).

Avda. Diagonal de Barcelona.
Avda. Diagonal de Barcelona.

El proyecto de ampliación del tranvía de Barcelona

Este contrato forma parte del proyecto de conexión de las dos redes de tranvía de Barcelona, el Trambaix y el Trambesos. La conexión tendrá una longitud de 3,9 kilómetros y añadirá 6 nuevas paradas al sistema tranviario. Permitirá unir las dos redes existentes actualmente a través de la avenida Diagonal. En consecuencia, mejorará la movilidad en la ciudad e impulsará la intermodalidad, al conectar el tranvía con las redes de cercanías y metro.

Además, una vez completada la conexión, contribuirá a reducir la huella de carbono, al traspasar usuarios de vehículo privado al tranvía

Por tanto, el tranvía de Barcelona se convierte en el eje central de la apuesta de la ciudad por una movilidad sostenible. Impulsará un desarrollo urbano amable, accesible equitativo y saludable.

Actualmente, el tranvía de Barcelona, inaugurado en 2004, cuenta con un total de 6 líneas y 56 paradas. Recorre 29,22 kilómetros, lo que permite el desplazamiento a más de 26 millones de usuarios al año.

Está formado por dos sistemas independientes entre sí: Trambaix, una red de 15,1 km, que conecta la Diagonal con las poblaciones del Baix Llobregat; y Trambesos, que conecta Barcelona con Sant Adrià de Besòs y Badalona, en un trayecto de 14,1 km.

La red está operada por 41 tranvías Citadis, fabricados y mantenidos por Alstom España.

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí