Tecnogía CASE (Connected, Autonomous, Shared, Electric). Imagen: Toyota.
Imagen: Toyota.

Suzuki Motor Corporation, Subaru Corporation, Daihatsu Motor Co. Ltd., Toyota Motor Corporation y Mazda Motor Corporation han firmado un gran acuerdo. Desarrollarán conjuntamente las especificaciones técnicas de los dispositivos de comunicación para vehículos de nueva generación. Con ello, promoverán el uso común de sistemas de comunicaciones, estandarizando los sistemas y aportando seguridad y practicidad.


El objetivo del acuerdo es que los servicios conectados, vinculando a los automóviles y a la sociedad, puedan crear nuevos servicios de valor añadido. La estandarización de los sistemas hará que sean más seguros y prácticos.

La tecnología CASE (Connected, Autonomous, Shared, Electric; Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica) va a introducir grandes transformaciones en el sector de la automoción. En esa línea, el campo de los servicios conectados avanza rápidamente, en relación con los aspectos tecnológicos y comerciales de las comunicaciones y los datos. Eso incluye: los servicios de datos, el internet de las cosas (IoT), los datos masivos y la inteligencia artificial.

Estandarización de Toyota, Suzuki, Subaru, Daihatsu y Mazda

Los distintos fabricantes de automóviles están desarrollando por su cuenta dispositivos de comunicaciones para vehículos. Incluso, en los casos en que se prestan los mismos servicios conectados. Como ejemplo, el control remoto de funciones: cada compañía adopta un enfoque diferente en términos de desarrollo y despliegue de los recursos oportunos.

En respuesta a esa situación, las cinco compañías japonesas –Toyota, Suzuki, Subaru, Daihatsu y Mazda- han decidido crear un entorno colaborativo. Opinan que pueden prestar unos servicios conectados más seguros y prácticos a los clientes lo antes posible mediante esta colaboración. Lo harán mediante el desarrollo de dispositivos de comunicaciones, que son elementos básicos de los vehículos conectado.

En consecuencia, situarán el desarrollo de aplicaciones y servicios en el ámbito interno, consiguiendo mayor eficiencia y acelerando el desarrollo de dispositivos de comunicaciones para vehículos. Cada compañía se puede centrar más en el desarrollo de aplicaciones y servicios en esta infraestructura común siguiendo estos pasos.

Base del acuerdo entre Toyota, Suzuki, Subaru, Daihatsu y Mazda.
Base del acuerdo entre Toyota, Suzuki, Subaru, Daihatsu y Mazda.

Así, las cinco compañías, además de incorporar sus propias innovaciones tecnológicas, crearán conjuntamente sistemas para automóviles conectados de nueva generación. Y con especificaciones comunes de conexión de los vehículos a las redes y al centro de dispositivos de comunicaciones para vehículos.

Por tanto, y gracias a estabilizar la calidad de las comunicaciones entre vehículos y el centro de dispositivos de comunicaciones para vehículos, será posible prestar unos servicios conectados más prácticos a los clientes. Entre ellos, llamadas más claras entre clientes y operadores y velocidades de conexión superiores.

Al mismo tiempo, será posible reducir la carga de desarrollo de cada una de las compañías participantes. Y, además, simplificar el funcionamiento del sistema y las actualizaciones que incluyan nuevas funciones adicionales. Todo ello redundará en una optimización de recursos, tanto materiales como humanos.

Las cinco compañías invitan a otros

Suzuki, Subaru, Daihatsu, Toyota y Mazda están abiertas a plantearse la colaboración con otros socios que compartan su filosofía en cuanto al desarrollo conjunto acordado.

Asimismo, señalan que seguirán haciendo lo posible por desarrollar servicios que mejoren la vida de las personas y resuelvan problemas sociales.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here