El 60% de los automóviles nuevos en Reino Unido deben ser eléctricos en 2030

Un informe del Comité sobre el Cambio Climático, un organismo independiente del gobierno de Reino Unido, advierte que, para cumplir con los objetivos ambientales, el 60% de los coches que se vendan en 2030 deben ser eléctricos.

Para poder cumplir con los objetivos ambientales propuestos por el Gobierno de Reino Unido el Comité sobre el Cambio Climático (CCC), un organismo de control de la industria, independiente del gobierno, ha realizado una serie de recomendaciones dirigidas a lograr que el 60 por ciento de los nuevos automóviles que se vendan en 2030 sean eléctricos.

Entre estas recomendaciones las más importantes son mantener el programa de ayudas y subvenciones a la compra de automóviles y furgonetas enchufables, ampliadas recientemente, la instalación de puntos de carga públicos que apoyen la adopción de los vehículos eléctricos por parte de los usuarios, e incentivar a los fabricantes a desarrollar vehículos de bajas emisiones. Combinadas, estas propuestas podrían ahorrar alrededor de cinco millones de toneladas de CO2 en 2025 y 15 millones en 2030.

El informe de la CCC estima que para 2030 se logrará la paridad de precios entre los vehículos con emisiones ultra bajas y los modelos propulsados ​​por motores convencionales de gasolina o diésel,  aunque otros expertos predicen que esto ocurrirá en una fecha anterior. Aun así 2030 es una expectativa realista para que un vehículo enchufable cueste lo mismo o menos que un automóvil de combustión interna comparable.

Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg
Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg

Incentivos hasta lograr la paridad de precios

Hasta ese momento el gobierno del Reino Unido tendría que mantener sus planes de apoyo a este mercado. El informe indica que es necesario detallar con mayor precisión los planes del gobierno para eliminar gradualmente las ventas de automóviles y furgonetas de gasolina y diésel para el año 2040. Por ejemplo, en el anuncio no se ha aclarado si se permitirán híbridos  convencionales, o si tan solo los modelos enchufables y los movidos por pila de combustible de hidrógeno estarán permitidos.

La infraestructura de carga es otro de los pilares fundamentales para el desarrollo del mercado. El CCC estima que será necesaria la instalación de al menos 700 nuevos cargadores rápidos a lo largo de las rutas principales. También se necesitarán 25.000 puntos de carga públicos adicionales situados en calles y estacionamientos.

Los fabricantes deberían recibir incentivos para desarrollar vehículos de bajas emisiones, a través de una combinación de ‘objetivos ambiciosos para la eficiencia de vehículos nuevos en 2025 y 2030, así como aprobar la legislación necesaria para terminar la venta de nuevos vehículos convencionales y camionetas para 2040’.

El informe incluye otras propuestas que no están relacionadas con el transporte, como la plantación de arbolado y un uso mucho mayor de fuentes de energía renovables.

3 Comentarios

  1. 12 años no me parece pasado mañana. En 12 años habran baterias de 2000km y carga en 5-10 minutos. ¿Que sentido tendra seguir vendiendo coches contaminantes y causantes de muertes?

    • Ya estan previstas las de 500-800km reales para 2020 con cargas 3 veces mas rapidas que las actuales. Si le sumas 10 años nos salimos por encima de la luna

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here