scooter electrica Volta Scutum Torrota Rieju
Prototipo de scooter eléctrica de Volta, Scutum, Torrot y Rieju

Las cuatro empresas han firmado un convenio para la creación de un consorcio industrial privado, impulsado por la Generalitat y con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, ​​para comercializar la moto en 2017.

Aprovechar la experiencia y los conocimientos de las cuatro empresas

La Generalitat ya presentó antes del verano un anteproyecto a las empresas, proveedores y agentes del sector que dibujaba las líneas principales de este consorcio y ponía de manifiesto la viabilidad de este proyecto industrial, fruto del liderazgo privado y la cooperación empresarial.

El pasado miércoles se firmó el convenio en el que se han acordado las bases para la fabricación de una motocicleta eléctrica que se diseñará y fabricará aprovechando las capacidades y conocimientos de las cuatro empresas con la previsión de llegar a producir 10.000 scooters al año.

Felip Puig, consejero de Empresa y Empleo: “Es un proyecto que nace de la iniciativa privada y el impulso público, con un liderazgo empresarial que permitirá fabricar una moto urbana eléctrica, scooter y que se posicione en un sector con gran demanda”

Además del consejero Felip Puig, en el acto de firma también ha participado la concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Mercedes Vidal, el consejero delegado de Scutum Logístico, Carlos Sotelo, el CEO de Torrot Electric Europa, Iván Contreras; el consejero delegado de Rieju, Jordi Riera y el responsable de marketing y comunicación de Vuelta Motor Company, Joan Zapato.

Esta una las principales actuaciones del Plan de Impulso de Movilidad Sostenible englobado dentro de la Estrategia Industrial de la Generalitat, que contempla involucrar a todos los agentes catalanes del sector de la motocicleta en este proyecto desde los proveedores pasando por los fabricantes e ingenierías hasta el clúster de empresas.

presentacion scooter electrica Volta Scutum Torrota Rieju
Presentacion scooter eléctrica de Volta, Scutum, Torrot y Rieju

Una scooter eléctrica y urbana por 4.000 euros

Motor en rueda de 4 u 8 kW, 50 km de autonomía, llantas de 16”, luces led y un precio de unos 4.000 euros

Esta agrupación empresarial nace con el objetivo de diseñar y producir conjuntamente una nueva motocicleta urbana y eléctrica, tipo scooter, posicionada en un segmento de mercado de gran demanda y con perspectivas de crecimiento.

Este consorcio privado contempla la creación de una nueva compañía y una marca bajo la cual se comercializará la motocicleta. Se prevé la creación de 30 nuevos puestos de trabajo entre directivos, ingenieros, mecánicos, operarios y administrativos con el objetivo de llegar a producir un mínimo de 10.000 scooters e iniciar la comercialización del vehículo en 2017.

La motocicleta tendrá una potencia similar a la de un scooter de 125 cc y contará con dos motorizaciones posibles 4 kW y 8 kW, en ambos casos situados en la rueda trasera, con una autonomía de unos 50 km. Las llantas serán de 16 pulgadas, las ópticas tipo LED, y el asiento dispondrá de espacio para guardar el casco.

Tendrá un precio de venta al público de unos 2.600 euros, sin batería, unos 4.000 euros completa. El coste por unidad se estima en unos 3.100 euros.

La moto, 100% catalana (nota de prensa)
La Generalitat impulsa la creación y consolidación de un fabricante de motocicleta eléctrica de dimensión suficientemente competitiva que integre diferentes empresas de motocicletas y tenga en cuenta la industria local de componentes. Según los estudios elaborados por la Generalitat, para llevar a cabo un proyecto de esta tipología sería necesaria una inversión de 10 millones de euros. En este caso el diseño y producción se llevará a cabo aprovechando las capacidades y conocimientos de Vuelta, Scutum, Torrota y Rieju, así como la red de proveedores y fabricantes de componentes presentes en Cataluña. La Generalitat aportará 3 millones de euros al proyecto a través de un préstamo participativo.
El Ayuntamiento de Barcelona se ha sumado a esta iniciativa ya que considera que la capital catalana es el escenario ideal para el desarrollo de este vehículo, una moto eficiente, asequible, con reducido consumo de espacio y energía, con capacidad para transportar mercancías y robusto para el uso de flotas. La concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Mercedes Vidal, entiende que resolver los problemas de las emisiones contaminantes y de ruido que se producen en la capital catalana “no lo conseguiremos sin el vehículo eléctrico, que forma parte de la estrategia de movilidad sostenible de forma incontestable“. Este proyecto es la mejor iniciativa de vehículo eléctrico desarrollada hasta ahora en España, defiende Vidal, dado que reaprovecha recursos ya existentes de forma colaborativa y genera puestos de trabajo al servicio de objetivos locales.
Barcelona es la ciudad europea con mayor número de motocicletas en relación al número de habitantes (por encima de Roma) y por tanto, hay una cultura muy elevada de la moto urbana. “Tenemos la necesidad de que las motos que circulan por la ciudad vayan pasando al mercado de la moto eléctrica“, aseguró.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here