Subvenciones en Finlandia para coches eléctricos

Hasta 100 millones de euros es el presupuesto de las subvenciones en Finlandia para la compra de coches eléctricos que estarán en vigor entre  2017 y 2020. Con esta medida se pretende acelerar su implantación y lograr los objetivos de reducción de C02 en 2030.

Con esta ayuda se pretende alcanzar un objetivo muy ambicioso hasta 2030: 250.000 coches eléctricos y 50.000 de biogás. Como alternativa a la subvención el gobierno se ha planteado una reforma del impuesto de circulación.

Al contrario que su vecina Noruega, Finlandia no es uno de los países que se signifique por el uso de coches eléctricos. En la actualidad los precios y la escasa red de recarga dificultan la penetración de esta tecnología. Además las bajas temperaturas en Finlandia, durante buena parte del año, reducen las autonomías homologadas de los coches eléctricos.

El transporte por carretera, en Finlandia, contribuye aproximadamente en una quinta parte del C02 emitido cada año. Este plan forma parte de la estrategia climática y energética que el gobierno va a hacer pública en breve. La ‘letra pequeña’ del plan de ayudas no la conoceremos hasta la próxima primavera.

Recarga del Volvo XC90 Twin Engine
Recarga del Volvo XC90 Twin Engine

Con 4.000 euros por coche se subvencionarían 25.000 operaciones

Por lo que se conoce hasta ahora la cuantía de las subvenciones en Finlandia alcanzará los 4.000 € por coche lo que permitiría ayudar a 25.000 compradores. No se ha anunciado si existirán ayudas para la instalación de puntos de recarga tanto privados como públicos.

Los importadores de automóviles han recibido con buenas expectativas el nuevo plan para cumplir los objetivos de emisiones para 2030, aunque sugieren añadir medidas para la renovación del parque móvil.

El gobierno finlandés no ha querido basar las ayudas en la eliminación de impuestos, como se realiza en Noruega con el IVA, porque supondría un duro golpe para los ingresos del estado, que recaudó por este concepto cerca de 900 millones de euros en 2015.

Aunque  la cuantía de la ayuda por coche es incluso inferior a la española la continuidad del plan elimina la incertidumbre de los planes que se limitan a menos de un año, con presupuestos muy escasos, y que no se renuevan de forma automática.

Subvenciones en Finlandia al uso de biocombustibles

Como hemos comentado el plan de ayudas también está dirigido a la compra de coches de biogás. El objetivo que se ha marcado el gobierno para 2030 es lograr un 30% de biocombustibles en el consumo total de carburantes fósiles logrando reducir a la mitad su consumo de petróleo en 2030.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here