La movilidad eléctrica en Francia en CONAMA
La movilidad eléctrica en Francia en CONAMA

En el pasado Congreso de CONAMA celebrado en Madrid pudimos asistir a una interesante jornada dedicada al vehículo eléctrico en la que una de las mesas estaba dedicada a la situación europea y en concreto a la movilidad eléctrica en Francia.

Robert Mauri, Consejero de transporte, energía, industria y medio ambiente de la Embajada Francesa en Madrid, acompañado de  Arturo Pérez de Lucía, Director Gerente de la Asociación Española para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), desgranó las claves para que nuestro país vecino haya pasado de un mercado de 14.000 matriculaciones en 2011 a 22.500 en 2015 y a nada menos que 15.000 en el primer semestre de 2016. Una estrategia que empezó en 2008 y que ha convertido al mercado del vehículo eléctrico francés en el más creciente de Europa.

Compromiso de políticos, fabricantes, asociaciones y demás actores involucrados

En primer lugar existe un compromiso de los fabricantes franceses con esta nueva tecnología. Entre Renault y el Grupo PSA cuentan en sus catálogos con 11 modelos de vehículos eléctricos desarrollados al amparo de esta nueva estrategia. Una inversión que, como recordó en una sesión anterior Ricardo de Lombas, Responsable de Desarrollo de Vehículo Eléctrico PSA en España, se ha producido sin que existiese un mercado que lo demandara.

La estructura política que puso en marcha esta estrategia, y que todavía se mantiene, se basa en un único Ministerio que engloba Transporte, Energía y Medioambiente al que se añade el compromiso del Ministerio de Industria. Cuenta con la participación de la Asociación AVERE-FRANCE que es responsable de buena parte del desarrollo y establecimiento de la infraestructura de recarga. Con ella colaboran gestores eléctricos y actores locales.

Robert Mauri de la Embajada Francesa, Donia Razzazi de S&F Consultants y Arturo Pérez de Lucia de AEDIVE
Robert Mauri de la Embajada Francesa, Donia Razzazi de S&F Consultants y Arturo Pérez de Lucia de AEDIVE

Ayudas a la compra de vehículos eléctricos en Francia

La estrategia tiene dos pilares fundamentales: Las ayudas a la compra y la infraestructura de recarga

Ya hemos hablado en algunas ocasiones del sistema de ayudas francés, en marcha desde 2008, que ha ido recibiendo actualizaciones en su operativa y en las cantidades que se entregan a los compradores. La última modificación ha sido la inclusión de una ayuda de 1.000 euros para las motos eléctricas y se está estudiando limitar el coste máximo del vehículo a subvencionar. En este momento la ayuda máxima es de 10.000 euros por vehículo. Los detalles de este plan los podéis encontrar en este enlace.

Cuantía de las ayudas al la compra de vehículos eléctricos en Francia
Cuantía de las ayudas al la compra de vehículos eléctricos en Francia

Infraestructura de recarga en Francia

Estandarización, interoperabilidad e información al usuario

El Plan de expansión de la infraestructura de recarga contempla dos fases. Una primera basada en los coches eléctricos de primera generación con autonomías entre 100 y 300 kilómetros que abarcaría un 40% de los recorridos de la población. Una segunda fase, para vehículos con autonomías de 500 kilómetros, cubriría el 80% de los recorridos.

En la instalación de los puntos de recarga se establecen tres requisitos imprescindibles: estandarización, interoperabilidad e información al usuario. La ley francesa ha facilitado el acceso al espacio público para el establecimiento de la infraestructura de recarga pública.

En la actualidad hay 90.000 puntos de recarga de los que 14.000, instalados en  5.000 estaciones. son públicos  El objetivo para 2020 es alcanzar los 120.000 de los que 20.000 serán públicos.

AVERE se encargará de gestionar las ayudas a la instalación de los puntos de recarga vinculados en viviendas y oficinas que contarán con 10 millones de euros de ayudas. Se están desarrollando 79 proyectos de recarga pública que cuentan con una ayuda de 140 millones de euros al año, con el fin de alcanzar los 20.000 puntos públicos en 2020.

Por último para la recarga rápida destaca el proyecto CORRIDOR que tiene previsto instalar 200 puntos de recarga rápida en los principales itinerarios, separados entre ellos una distancia de entre 50 y 80 kilómetros  y que cuenta con ayuda de agentes privados. Este proyecto tiene previsto  extenderse a los principales países fronterizos como Alemania y España.

Comparando con España. Conclusiones

En España queda mucho por hacer. Carece de un liderazgo del gobierno que promueva un plan de acción nacional que involucre a todos los ministerios, porque todos ellos tienen competencia en la movilidad eléctrica. Necesita un plan de incentivos coherente y continuo, un plan de infraestructura de recarga rápida que establezca corredores de viaje y puntos de recarga en las ciudades para las flotas. Necesita modificar el término fijo de potencia para que el coste de esta infraestructura no suponga un freno a su instalación mientras el mercado se desarrolla. Necesita modificar el real decreto de gestor de carga en los casos en los que no se pretenda monetizar las recargas. Se necesitan proyectos de recarga para la conurbaciones, y se necesita un plan de comunicación público y privado, que incluya a los concesionarios.

En este enlace encontraréis desarrollados cada una de estas carencias que alejan a España de tener un mercado solvente y creciente del vehículo eléctrico. Os dejamos que vosotros mismos comparéis y saquéis vuestras propias conclusiones que esperamos en los comentarios.

banner-corp728x90

No hay comentarios

Dejar respuesta