ABB se apunta a la comercialización de puntos de recarga

0
433

Los 80.000 puntos de recarga que deben ser instalados en España en los próximos cinco años, han despertado el interés de grandes compañías de equipamiento eléctrico. ABB, que estima que el mercado de soluciones de infraestructura de carga tendrá un valor de 1.000 millones de dólares para 2017, ha comenzado la comercialización de sus propios sistemas.

Antxon López, Director de Marketing de la División de Productos de Baja Tensión Iberia (España y Portugal) de ABB, confía en el auge de un mercado que por el momento matriculó 437 vehículos eléctricos en 2012 en toda España (crecimiento del 19%), y tan sólo cuenta con unos 2.000 puntos de recarga.

Por el momento, ABB ha lanzado una línea de puntos de recarga semi-rápida de máxima seguridad para el usuario, ya que las partes externas de conexión, sólo se activan cuando el cable esté conectado correctamente y la recarga activa. Asimismo, en caso de fallo en la conexión o accidente, la energía eléctrica se interrumpe inmediatamente.

La solución de recarga ABB ofrece una mayor potencia que una toma de corriente doméstica, lo que permite que un coche pueda ser cargado entre 6 y 8 horas, dependiendo de la potencia disponible de la estación.

ABB dispone de puntos de recarga urbanos, que van dotados de de sistemas de identificación por radio frecuencia (RFID) permitiendo la identificación del usuario, la autorización del servicio y posterior facturación. También se ofrece una versión de punto de recarga para garajes privados e individuales, con las mismas prestaciones.

Brazo para cargar autobuses eléctricos

Recientemente, durante el Congreso de la Asociación Internacional de Transporte Público, ABB presentó un sistema que permite a los autobuses eléctricos efectuar sus recargas en las paradas en un tiempo de sólo 15 segundos, mientras los viajeros se suben o se apean del vehículo.

cargadorabbintLa nueva tecnología consiste en unas estaciones de recarga con una altura superior a la del vehículo. El autobús cuenta en su techo con un brazo móvil que se engancha, a modo de trolebús, con el punto de recarga durante quince segundos en cada parada.

La empresa sostiene que estas recargas ultrarrápidas permiten a los autobuses recorrer tres o cuatro paradas sin recargar. Además, al inicio y al final de la línea se puede cargar la batería al 100% en un tiempo de entre tres y cuatro horas.

El grupo suizo precisó que la nueva tecnología de recarga se desplegará por primera vez en la línea de la ciudad de Ginebra que enlaza el aeropuerto con el Centro Internacional de Exposiciones (Palexpo), en vehículos con capacidad para transportar 135 pasajeros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here