Alemania legaliza la prohibición del diésel más contaminantes en las ciudades

A pesar de que ha habido quien ha tachado la medida de ilegal, Baleares ha aprobado su Ley de Cambio Climático, una legislación que prohíbe los coches diésel a partir de 2025. Pero con matices…

Con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que acaba de aprobar el gobierno balear se puede decir aquello de “no esta fiero el lobo como lo pintan”. Es cierto que en Baleares queda prohibido el uso de coches diésel a partir de 2025, pero esta prohibición afectará a turistas, no a residentes.

Con la nueva ley que acaba de aprobar el Parlament, Baleares toma la cabeza en lo que a promoción de energías alternativas se refiere. “Ser los primeros siempre tiene riesgos, pero no nos podemos permitir el lujo de perder más tiempo”, ha dicho el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons.

Pons ha asegurado también que la sostenibilidad energética “puede y debe ser un atractivo más” de las islas como destino turístico.

Coches diésel prohibidos para turistas

La Ley de Cambio Climático más que prohibir el uso de coches diésel a partir de 2025 lo que hace es restringir su entrada. Y es que las restricciones no afectan a los ciudadanos que residen en el archipiélago, sino a los turistas que se desplazan con su vehículo.

Los residentes podrán usar sus coches, sean diésel o gasolina, hasta el final de su vida útil sin límite de años o kilómetros.

vehículos eléctricos El objetivo de la ley de Baleares es que en 2050 las islas funcionen con energías cien por cien renovables. Antes de llegar a esta meta, el gobierno balear ha marcado un primer hito en 2030, para cuando el 30% de la energía que se consuma debe ser renovable, con lo que se reduciría un 30% el consumo energético y un 40% las emisiones contaminantes.

Otras medidas aprobadas

Aunque es la más polémica (ha sido denunciada por asociaciones de fabricantes y la Comisión Europea ha admitido a trámite la denuncia), la prohibición de entrada de vehículos diésel en 2025 y gasolina en 2030 no es la única medida de las contempladas en la Ley del Cambio Climático balear que afecta a la automoción.

Las empresas de alquiler tendrán que hacer un importante esfuerzo por renovar su flota, que tendrá que ser 100% eléctrica en 2035. Algunas asociaciones de alquiler de coches sin conductor han calculado que tendrán que invertir unos 70 millones de euros, pero contarán con la ayuda del estado.

El Govern ha anunciado también que instalará 1.000 puntos de recarga para vehículos eléctrico en 2025.

El objetivo final es que, en 2050, todo el parque móvil balear haya sido descarbonizado.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here