Ayer la Torre Eiffel lució especialmente bonita. Totalmente teñida de verde gracias a la tecnología de pila de combustible de Toyota, la mítica torre de hierro parisina demuestra que el hidrógeno es una solución sin emisiones cien por cien operativa.

La Torre Eiffel es una de las construcciones más emblemáticas del mundo. Fue construida por Gustave Eiffel con motivo de la Exposición Universal de 1889 que conmemoraba el primer centenario de la Revolución Francesa. Construida en hierro forjado, la estructura mide 324 metros y pesa más de 10.000 toneladas. Los trabajos de construcción se alargaron más de dos años y aunque, en origen, solo debía permanecer en pie 20 años, se salvó gracias a las diferentes labores científicas que ha desempeñado en todo este tiempo.

Con el paso de los años, la Torre Eiffel se ha convertido en un icono de la cultura, la moda y hasta la economía; fuente de inspiración para artistas y desafíos. Su color original es ‘marrón Eiffel’, un tono diseñado para ella y que nadie más puede utilizar; pero se ha teñido de otros colores para celebrar momentos especiales: se volvió azul, por ejemplo, para celebrar la presidencia francesa europea o multicolor cuando celebró su 120 cumpleaños.

Tecnología de pila de combustible para pintar la Torre Eiffel

Ayer la Torre Eiffel lució verde gracias a la tecnología de pila de combustible de Toyota.

El espectáculo formaba parte del evento Le Paris de l’hydrogène (El París del hidrógeno), organizado por Energy Observer. La luz verde escogida simboliza el hidrógeno renovable empleado para alimentar la pila de combustible de Toyota instalada dentro del generador de hidrógeno GEH2 que se ha utilizado para mostrar un Torre Eiffel más ecológica que nunca.

“Nuestro sistema lleva la iluminación de la Torre Eiffel a una nueva era de progreso tecnológico y sostenible. Creemos que esta iniciativa irá seguida de muchas otras, en un futuro en que se puedan celebrar actos con energía limpia. Esperamos que los monumentos más hermosos, tanto de Francia como de otras partes, se puedan iluminar con energías renovables”, declara Jérémie Lagarrigue, Director Ejecutivo de EODev. “Más allá de su importancia simbólica, estas iniciativas, como el GEH2 de EODev, ponen de relieve las soluciones sin emisiones que ya están operativas actualmente”, apunta Lagarrigue.

La tecnología del Toyota Mirai

Durante el evento se podrán ver varias aplicaciones que usan la tecnología de pila de combustible de Toyota, como el nuevo Toyota Mirai, un autobús urbano fabricado por CaetanoBus y el extensor de autonomía marítima REXH2 y el generador GEH2, ambos desarrollados por EODev. Todos estos productos están ya en el mercado.

“La tecnología de pila de combustible de hidrógeno desempeñará un papel crucial para que Toyota pueda alcanzar su objetivo de neutralidad de carbono en 2050″, explica Matt Harrison, Presidente y CEO de Toyota Motor Europe (TME).

Como Colaborador Oficial en Movilidad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, París tiene una importancia especial para Toyota. Así, durante los Juegos Olímpicos de Paris 2024, Toyota suministrará vehículos sin emisiones y productos avanzados de movilidad para subrayar su apuesta por una movilidad sin emisiones y por una ‘Movilidad para todos’.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here