Pintaba mal. Dos días antes de la carrera, dos de los tres eléctricos americanos participantes habían sufrido un aparatoso accidente que a punto estuvo de dejarles fuera del ascenso. Consiguieron repararlos a tiempo y Tesla ha conseguido ‘doblete’ en la mítica subida a Pikes Peak.

Dicen que las cosas no son como empieza, sino cómo acaban. En el caso de Tesla, al menos en lo que refiere a su actuación en la subida a Pikes Peak, el dicho popular se ha cumplido ¡y de qué manera!

Tesla anunció que tomaría parte en la edición 2020 de Pikes Peak con tres unidades: tres Tesla Model 3 diferentes en equipamiento. Al que más bombo se le ha dado ha sido al Model 3 preparado por Unplugged Performance.

Plata para el Tesla Model 3 Unplugged Performance

Al volante del Tesla Model 3 Unplugged Performance ha estado el  piloto Randy Pobst.

El propio Pobst mostró con las imágenes grabadas por la cámara que llevaba a bordo cómo se produjo el aparatoso accidente que comprometió gravemente la integridad de su coche eléctrico. El piloto explicó que se estaba familiarizando con el Model 3 en la carrera de clasificación, cuando se encontró con un bache en la carretera que le hizo perder la parte trasera. El resultado fue de lo más aparatoso pues el coche voló varios metros hasta golpear de costado un muro de piedra y chocar con el morro en el suelo.

Horas después, Pobst se mostró algo preocupado sobre si los mecánicos podrían arreglarlo a tiempo.

Pudieron y el Tesla Model 3 preparado por Unplugged Performance logró el segundo tiempo más rápido en el ascenso a Pikes Peak: 11:04,131. Medalla plata, pues.

El oro, para otro Tesla, un Model 3 Performance pilotado por Blake Fuller acudió de forma independiente con su propia unidad preparada y que culminó la subida en 11:02,802 minutos.

El bronce ha sido para la Ford F1 de Scott Birdsall, una pick up de 1949 con una preparación extrema que logró un meritorio tiempo de 11:24,065 minutos.

Y David se comió a Golliat

Menos titulares ha acaparado y mejor ha sido su actuación el Tesla Model 3 Performance que, con el dos veces campeón de Pikes Peak, Blake Fuller, al volante se ha alzado con la victoria en la edición 2020 de Pikes Peak.

Así es el renting de Tesla: cómo conducir un Model 3 y pagarlo mes a mes

Fuller se inscribió en la carrera con una unidad del Tesla Model Performance donado por una pareja. Para financiar su preparación, el piloto recurrió a Internet de donde consiguió apoyo económico de 150 personas y empresas.

Cierto es que el Tesla Model 3 Unplugged Performance lo tenía todo para ganar la carrera. Estuvo por delante de su rival durante el primer tramo que cerró con siete segundos de ventaja. Pero problemas de calentamiento en la batería le ralentizaron durante el resto de la subida lo que le hizo quedar en segundo puesto.

A pesar de todo, Pobst asegura que el Tesla Model 3 Unplugged Perfomance es el mejor coche con lo que ha participado en Pikes Peak. Y esto es mucho decir, porque el año pasado tomó parte en la carrera con un Dodge Charger SRT Hellcat con el que tardó 50 segundos más que con el Tesla en llegar a la cima.

 

Fotos: Unplugged Performance

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here