SK Battery Hungary
SK Battery Hungary - Render realizado por ordenador

SK Innovation, el  tercero de los fabricantes coreanos de baterías, ha comenzado la construcción de su planta de batería en Hungría. Una vez que todas las líneas de producción estén instaladas, la capacidad de producción de la fábrica alcanzará los 7,5 GWh al año.

La nueva instalación, ‘SK Battery Hungary’ está situada en Komárom, Hungría a unos 110 km al noroeste de Budapest. Ocupa 430.000 m2 y en ella SK Innovation invertirá más de 640 millones de euros hasta 2022.

La planta fabricará baterías capaces de lograr una autonomía de 500 kilómetros en un vehículo eléctrico medio. En septiembre de 2017 la compañía anunció que en esta nueva instalación tiene previsto fabricar  baterías de tamaño mediano y grande que incorporarán cátodos compuestos por níquel, cobalto y magnesio (NCM) en proporción 8:1:1 (NCM 811: 80% de níquel, 10% de cobalto y 10% de manganeso).

Este tipo de celdas alcanza mayor densidad energética y necesita menos cobalto, una de las materias primas más problemáticas ya que más de la mitad del cobalto del mundo, un país que sufre una importante inestabilidad política y una gran opacidad legal y donde es frecuente el trabajo infantil en sus minas. Para superar este problema SK Innovation ha firmado un acuerdo de suministro de cobalto con varias minas australianas, donde se sitúa  una de las mayores reservas de cobalto del mundo tras la que posee el país africano. Australia también es rica en níquel y manganeso por lo es un territorio muy adecuado para lograr la materia prima para la fabricación de celdas de batería NCM.

SK Innovation

La nueva instalación funcionará como un puente entre Asia y Europa para expandir el área comercial de SK Innovation a Europa. SK Battery Hungría espera comenzar a producir en serie y suministrar baterías a principios de 2020. Una vez que todas las líneas de producción estén instaladas, la capacidad de producción de la fábrica alcanzará los 7,5 GWh por año.

Actualmente SK Innovation fabrica produce baterías para vehículos eléctricos tipo bolsa (pouch) en su fábrica Seosan en Corea, que tiene una capacidad de 3,9 GWh al año.

Alrededor de 300 representantes oficiales asistieron a la ceremonia, entre ellos el Ministro de Asuntos Exteriores y Comercio húngaro Szijjártó Péter, el Embajador de Corea en Hungría, Choi Kyoo-sik  el Vicepresidente del Grupo SK, Chey Jae-won y el Director Ejecutivo de SK Innovation Kim Jun.

La demanda de baterías por parte de los fabricantes europeos se verá incrementada a partir de la próxima década lo que está provocando importantes inversiones de los gigantes coreanos.  Samsung SDI, LG Chem y ahora SK innovation han decidido levantar nuevas instalaciones en el viejo continente con el fin de acercar la producción y reducir los tiempos de entrega afianzando los contratos con sus clientes europeos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here