Siemens apuesta por la instalación de puntos de recarga en las farolas

Este proyecto pionero de Siemens, en el que participa como promotor y como experto en redes eléctricas inteligentes, cuenta con la tecnología de la empresa alemana Ubitricity. Tiene como objetivo crear una infraestructuras de recarga a gran escala utilizando las farolas del alumbrado público.

Ubitricity es una startup con sede en Berlín que ha ideado una manera de ofrecer una gran cantidad de puntos de recarga en la vía pública. Esta tecnología cuenta con la posibilidad de incluir en el báculo de las farolas un punto de recarga. A su vez el usuario dispone de un cable especial, que incorpora un contador eléctrico inteligente y un sistema de gestión de la facturación, asociado a un contrato de electricidad móvil y que refleja todas sus recargas.

El cable queda asegurado en sus dos extremos para evitar que se pueda ser desconectado por cualquiera. Esta tecnología permite a los conductores obtener electricidad generada a partir de recursos renovables de la red en casi cualquier ubicación.

Siemens ha mostrado un gran interés por esta tecnología hasta el punto que ha comprado una participación en Ubitricity dado que la solución propuesta forma parte de las principales áreas de negocio de la compañía, como son la electrificación, los sistemas digitales y las redes inteligentes.

Cable de recarga inteligente de Ubitricity
Cable de recarga inteligente de Ubitricity

Las posibilidades de esta tecnología. Proyecto piloto

Para convertir las farolas en puntos de recarga, solo se necesita media hora de trabajo y su coste ronda los 1.000 €, muy inferior al que supone una instalación de carga independiente. Además apenas producen gastos periódicos.

Las tomas de corriente se pueden instalar en cualquier lugar ya que se trata de enchufes simples (SimpleSockets). Así los parkings, los edificios residenciales y comerciales y los sistemas de alumbrado público como las farolas son lugares ideales, de manera que se puede implementar una extensa red de recarga en numerosas ubicaciones.

En un proyecto piloto, los primeros SimpleSockets se han instalado en docenas de farolas de diferentes distritos londinenses. Utilizando una aplicación móvil se accede al sistema de activación del punto de recarga. El conductor inserta el cable inteligente en la toma, el sistema identifica el punto de recarga y conecta la alimentación.

Una vez completado el proceso de recarga, los datos asociados se envían a Ubitricity a través de un enlace seguro de comunicaciones móviles. La empresa reenvía los datos a los proveedores de energía móvil y mensualmente el usuario recibe la factura en la que se reflejan todas sus recargas que paga mediante tarjeta de crédito.

Frank Pawlitschek, CEO y cofundador de Ubitricity: “Al menos el uno o dos por ciento de los diez millones de farolas que existen en Alemania podrían convertirse de inmediato en puntos de recarga  Idealmente, el cable de carga inteligente hará que la recarga de los vehículos eléctricos sea tan fácil como usar un Smartphone”.

Proyecto piloto en el municipio de Houslow en Reino Unido
Proyecto piloto en el municipio de Houslow en Reino Unido

Recarga de oportunidad y recarga vinculada

Estas instalaciones son una posible solución para los que no pueden instalar en su vivienda un punto de recarga vinculada: “permitiríamos a los conductores que obtengan rápida y fácilmente la energía que necesitan con urgencia cuando compran un vehículo eléctrico: una forma económica de recargar las baterías frente a la puerta de casa o del trabajo”.

Otro uso es como red de recarga de oportunidad. Los propietarios de un vehículo eléctrico podrían recuperar parte de capacidad de su batería siempre cada vez que aparquen el coche y lo conecten a uno de estos puntos.

La tecnología también podría brindar otros beneficios en el futuro integrando los vehículos en la red inteligente para su uso como dispositivos de almacenamiento descentralizados. La base de esto proviene de los datos generados por los propios cables de carga inteligentes.

El contador pasará a instalarse en el propio coche

En una fase posterior el contador inteligente se instalará en el propio coche. Moritz Ingerfeld de Siemens Energy Management: “Queremos que la tecnología se desarrolle finalmente de la misma manera que lo hizo el sistema de navegación por satélite. Estamos convencidos de que en el futuro los automóviles se venderán junto con los contratos de energía verde relacionados con el propio vehículo. De esa forma, los automóviles cumplirán su función como principales consumidores de electricidad dentro de la red”.

No estamos particularmente interesados ​​en estaciones de carga únicas. Nos anima ofrecer paquetes de soluciones escalables y servicios digitales a nuestros clientes, incluidos los servicios de energía, empresas industriales, empresas de logística y negocios inmobiliarios. Ubitricity también aumenta el portfolio de estaciones de carga rápida montadas en la pared de Siemens, así como la participación de la compañía en ChargePoing, una startup estadounidense que ya tiene mucho éxito en Estados Unidos”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here