En un comunicado, SEAT ha enumerado 6 razones importantes para conducir un coche eléctrico. Entre las principales ventajas, dicen, están la sostenibilidad y el medio ambiente, el ahorro de tiempo y el dinero. Pero también el uso de carriles especiales y zonas reservadas de aparcamiento.


SEAT comienza el comunicado de forma contundente: “Ni CO2 ni partículas contaminantes en la atmósfera. La sostenibilidad puede ser la razón principal para conducir un coche 100% eléctrico, pero ni mucho menos la única”.

Más allá de los beneficios para el planeta, conducir un coche eléctrico también tiene beneficios para el usuario. En las grandes ciudades supone un gran ahorro de tiempo y dinero. Es lo que afirma Carlos de Luis, responsable de movilidad eléctrica en Relaciones Institucionales del Grupo Volkswagen. Y para hacer la prueba, conduce un SEAT Mii electric por Madrid.

Las seis razones para conducir un coche eléctrico

1. Adiós atascos.

Uno de los grandes incentivos es poder eludir las retenciones de tráfico. En muchas ciudades europeas se premia a los usuarios de VE y se los permite circular por el carril bus. Tal es el caso de Madrid, donde los coches con muchos ocupantes o los eléctricos e híbridos, con un solo usuario, pueden utilizarlos. Carlos de Luis lo explica así:

“Viviendo en las afueras,  gracias a esta medida, te ahorras unos 30 minutos al día al ir y volver del trabajo. Para muchos usuarios es la razón fundamental por la que han optado por un eléctrico”.

2. Estacionar fácilmente.

Conducir un coche eléctrico en las ciudades cada día ofrece más ventajas.
Conducir un coche eléctrico en las ciudades cada día ofrece más ventajas.

Otro de los problemas de las ciudades es el estacionamiento. Pero cada día más ciudades ofrecen facilidades a los conductores de VE, como plazas reservadas con descuentos o gratuitas. Es también lo que ocurre en Madrid. En palabras de Luis:

“Puedo estacionar en zona azul y verde sin pagar un céntimo y sin límite de tiempo. Ni siquiera hace falta pasar por el parquímetro para sacar el ticket”.

3. Acceso al corazón de las ciudades.

Son casi 300 ciudades europeas las que ya cuentan con zonas de bajas emisiones. Sin ir más lejos, la Ley de Cambio Climático española obliga a crear zonas de bajas emisiones a las ciudades de más de 50.000 habitantes. Para el responsable de SEAT:

“El vehículo eléctrico es la solución a las restricciones en las ciudades.  Yo suelo tener muchas reuniones en Madrid Central. Y con el SEAT Mii electric es posible acudir de puerta a puerta”.

4. Cargando y en marcha.

En Europa ya hay más de 150.000 puntos públicos de recarga. Y lo cierto es que las administraciones se han dado cuenta de que deben facilitar e incentivar la infraestructura de recarga, pública y privada.

Ya hay muchos establecimientos que ofrecen como cortesía plazas con recarga. Es una forma de ahorrar también, según Luis:

“Así por ejemplo, mientras compro, puedo cargar gratis lo que he gastado para ir hasta allí”.

5. Más lejos, por menos.

Un punto a favor para conducir un coche eléctrico es la cada día mayor autonomía que ofrecen.
Un punto a favor para conducir un coche eléctrico es su creciente autonomía.

Y cada día va aumentando la autonomía de los coches eléctricos. Ahora, indican, el SEAT Mii electric tiene una autonomía urbana de 350 km. Carlos de Luis añade:

“Y, además, como recargo cada noche en el garaje, el nivel de la batería nunca me preocupa”.

Y afirma que un punto a favor es el menor consumo de un VE y el también menor mantenimiento. Aunque sea más cara su compra, calculando los gastos durante la vida del vehículo, sale a cuenta el coche eléctrico.

6. Ayudas a la compra, menos impuestos.

SEAT persigue democratizar la movilidad eléctrica con vehículos asequibles, como ocurre con el Mii electric. Y aunque sea mayor el precio del vehículo eléctrico, las ayudas e incentivos son una gran ventaja. Además, hay ventajas en relación a los impuestos. Como ejemplo, en España, donde la bonificación sobre el impuesto de circulación, en numerosos municipios, llega al 75%. En Portugal, los propietarios de un eléctrico están totalmente exentos de esta tasa y de la de registro. Y en Gran Bretaña, no pagan el canon por congestión.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here