Roberto San José es un gran aficionado a la movilidad eléctrica
Roberto San José es un gran aficionado a la movilidad eléctrica

Si algo tiene de excepcional Roberto San José (Brubaker Nissan), más allá de su entrañable amabilidad, es que es el primer taxista en España que se compró un vehículo eléctrico (VE), concretamente un Nissan Leaf. Lo más curioso es que lo hizo en 2011, un momento precoz para ello. Hemos hablado con él de estas cosas y aquí están sus respuestas.

-¿Cómo tomaste la decisión de adquirir un ve en 2011?                                            -Lo compré por economía. Aparte de la cuestión ecológica, que está muy bien, fue por una cuestión económica. Fui a un concesionario de Nissan, me estuvieron explicando cómo era el Leaf, cómo funcionaba. Cuando llegué a casa, hice cuentas y pensé que me convenía. Fue sencillo. Con el taxi que tenía había hecho 320.000 kilómetros; a una media de consumo de 8,5 litros cada cien km, había gastado unos 30.000 euros. El Leaf me costaba 36.000 euros, 30.000 con la subvención, y como el mantenimiento de un VE no cuesta, porque no tiene averías, me decidí.  Fui al banco, pedí un préstamo y, en cuanto me lo dieron, me compré el Leaf.

 -¿Y desde entonces?                                                                                                    -Esto fue en el 2011. Llevo ya 354.000 kilómetros y lo único que he tenido que hacer al coche ha sido cambiar la batería por una nueva. Y lo hice ayer. Lo cierto es que con la otra sólo podía hacer 50 kilómetros, porque ya sólo cargaba el 40%. Pero no tenía problemas, porque en Valladolid tenemos varias paradas de taxis donde hay puntos de recarga, así que yo aprovechaba esos momentos para recargar.

-¿Ya existían puntos de carga en 2011?                                                                      -Nissan instaló su propio punto de carga rápida en Valladolid cuando trajo el Leaf, lo que era una garantía, porque en 45 minutos podía tener otra vez a punto la batería, si es que tenía algún problema. En todo caso, como yo voy a casa a comer, siempre recargo el coche a mediodía. Los puntos de carga de las paradas no estaban en 2011; los instaló el Ayuntamiento a finales del año pasado.

Brubaker Nissan y su Leaf
Brubaker Nissan y su Leaf

“Yo descubrí el placer de la conducción con el coche eléctrico, sobre todo porque no tiene ruidos y por el reprís. Lo cierto es que no me canso, a pesar de los kilómetros que hago”.

 

-¿Qué piensas ahora de los vehículos eléctricos?                                                       -Yo descubrí el placer de la conducción con el coche eléctrico, sobre todo porque no tiene ruidos y por el reprís. Lo cierto es que no me canso, a pesar de los kilómetros que hago. Y además, si me tomo dos cafés, me gasto más que lo que gasto en electricidad para el coche.

-¿Por qué los demás usuarios no piensan como tú, en tu opinión?                            -Yo creo que el precio puede ser un freno y quizás la autonomía. Pero no hay problema ya. Echando números, vas a amortizar el vehículo y te va a sobrar. Piensa que, según mis cálculos, yo necesitaba 300.000 km para amortizarlo y ya he hecho 54.000 km más. Llevo ya de ahorro, aproximadamente, unos 5.000 euros, según mis números. Por otra parte, en cuanto a la autonomía, yo creo que el 90% de la gente cargará el coche en casa, por la noche, o en el trabajo, donde las empresas ya están instalando puntos de carga, o en centros comerciales, gasolineras, etcétera. Ya no tiene sentido el miedo a la autonomía, con más motivo cuando los vehículos nuevos van a venir con 400 km de autonomía, por lo menos.

Como anécdota te contaré que en Valladolid se dio una subvención a los taxistas para que cambiaran su vehículo de combustión por uno eléctrico. Eran 8.300 euros los que se concedían, pero nadie se presentó. No hubo ni una petición.

-Nos ha llamado la atención toda la actividad que mantienes en redes sociales. ¿Cómo es posible?                                                                                                         -Es muy sencillo. Yo estoy todo el tiempo sentado en el taxi y no siempre tengo un cliente. Cuando estoy estacionado, cojo el ordenador. Mi oficina y mi vida son el taxi. Me gusta estar al día y me gusta todo lo relacionado con la movilidad eléctrica. Ya no hay marcha atrás. Después de haber conducido un eléctrico, no volvería hacia atrás. No sólo es una cuestión económica, sino muchas cosas más, especialmente, el placer de conducir que decíamos antes. Además, quiero difundir las ventajas que yo veo a los vehículos eléctricos. Cuando pruebas uno, como me pasó a mí, te cambia el chip.

Por otra parte, contacto a través de las redes con personas de todo el mundo: de Argentina, de Rusia, de China, hasta de Jordania, donde hay varios grupos de usuarios de Nissan Leaf.

Nissan Leaf de Roberto
Nissan Leaf de Roberto

-¿Tienes mucho tiempo libre para dedicarlos a las redes?, ¿Sigue la crisis?                                                   -El trabajo ha bajado mucho con la crisis. Ni siquiera hemos notado un poco la recuperación, sino al contrario. Vemos que la gente no tiene dinero, en general. Así es.

-¿Por qué la comparación del Prius y el Leaf que has hecho, si no tiene nada que ver un coche con otro?

Porque hay muchos taxis que son Prius y yo quería que mis compañeros vieran que hay una diferencia considerable de ahorro económico. Es una cuestión de hacer cuentas, como las hice yo. A mí me ha salido bien y, no sólo eso. Cuando yo deje el Leaf para comprar otro vehículo eléctrico, el coche podrá utilizarlo mi hijo para ir a la universidad. Más ahorro, por tanto.

-Una pregunta más. ¿Por qué Brubaker?                                                                     -Dudé si debía poner mi nombre o un apodo en las redes sociales. Cuando empecé con mi bicicleta, le puse el nombre de Bruebaker. Me gusta mucho la película. Yo me llamo Roberto, como Robert Redford, el protagonista, y como él me considero un luchador, alguien que lucha por sus ideas. Por eso elegí el apodo.

Mil gracias por compartir tus opiniones, y tu vida, con nosotros, Roberto. Buena suerte y que siempre sigas disfrutando de ese placer de conducir tu vehículo. Hasta siempre.

Se puede seguir a Roberto en Facebook, Twitter, Linkedin y Google +

3 Comentarios

  1. Hola. Con respecto a tus preguntas, hemos vuelto a hablar con Roberto y nos ha dicho que la batería adquirida es igual que la que tenía el coche originalmente, con la misma autonomía. Él comenta que el precio es de 7.500 euros, aproximadamente, pero que la ventaja es que, al cambiar la batería, “tienes coche nuevo por 7.500 euros”. Así nos lo ha explicado. Esperamos haber contestado a tus preguntas. Hasta pronto

  2. Una pregunta qué completaría el artículo del todo sería el precio ,coste del cambio de batería para hacer bien los números….
    Yo llevo desde julio del 2017 con un eléctrico ,en la cabeza y en la calculadora siempre está la batería del vehículo, cuando haya qué sustituirla en al menos una década .
    Un saludo
    Felicitar a Roberto
    Pd : con la nueva batería tiene más autonomía que en 2011 cuando lo compro?.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here