baterías de segunda vida

El Grupo Renault ha lanzado dos iniciativas de tecnologías de baterías de segunda vida en Europa. Se trata del proyecto Advanced Battery Storage en Francia y el proyecto SmartHubs en el Reino Unido.

La primera instalación del proyecto Advanced Battery Storage está ubicada en la fábrica George Besse de Douai. El proyecto responde a la estrategia de Renault de desarrollo de un ecosistema eléctrico en favor de la transición energética.

La base del proyecto parte del hecho de que la menor diferencia entre el consumo y la producción genera perturbaciones que pueden comprometer la estabilidad de la frecuencia de la red doméstica. El almacenamiento estacionario de la energía permite así regular y estabilizar la red cargando las baterías cuando la demanda es baja, y reinyectando después en la red la energía contenida en dichas baterías tan pronto como la demanda sea fuerte.

Advanced Battery Storage ha sido diseñado a partir de baterías de coches eléctricos compiladas en contenedores y aspira a una capacidad instalada de cerca de 50 MWh en varios centros en Francia.

baterías de segunda vida

Proyecto SmartHubs

Por su parte, el proyecto SmartHubs con Connected Energy está situado en West Sussex (Reino Unido) y se trata de uno de los cuatro proyectos que ha lanzado el gobierno británico para ayudar a diseñar los sistemas energéticos del futuro.

En este proyecto, las baterías con segunda vida de los vehículos Renault se utilizarán, a la vez que otras tecnologías, en el marco de un sistema energético local que suministre una energía más limpia y barata para las viviendas sociales, los transportes, las infraestructuras, las viviendas privadas y las empresas locales. Las baterías con segunda vida se integrarán en los sistemas E-STOR especialmente diseñados por Connected Energy.

Así, el proyecto servirá para instalar varios sistemas E-STOR de 360 kWh en centros industriales y comerciales, algunos de ellos conectados a paneles solares y cargadores de vehículos eléctricos, para ayudar a los centros a reducir los costes energéticos y optimizar el uso de las energías renovables.

Del mismo modo, se llevará a cabo la instalación de un sistema E-STOR que hace uso de 1.000 baterías de segunda vida para almacenar 14,5 MWh, permitiendo tanto carga como descarga rápida con el objetivo de equilibrar el sistema. En concreto, el sistema será capaz de alimentar 1.695 hogares medios durante un día con toda la energía almacenada.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here