A falta de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) apruebe el listado definitivo, serán más de un millar las gasolineras que tendrán que instalar, al menos, un punto de recarga

El Gobierno ha aprobado la regulación para la instalación de puntos de recarga en las principales estaciones de servicio de carburantes.

El texto, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establece qué gasolineras tendrán que ofrecer servicios de recarga en función de sus ventas de gasolina y gasóleo.

Tarifas para cargar el coche eléctrico a coste cero por la noche, ¿de verdad merecen la pena?

Como baremo se han tomado las cifras de ventas en 2019. De esta forma:

  • Todas aquellas que superen los 10 millones de litros de gasolina y gasóleo vendidos al año (se tendrán en cuenta las cifras registradas en 2019) deberán instalar, al menos, un cargador de potencia igual o superior a 150 kW.
    Los cálculos del MITECO hablan de que, en este grupo, se incluyen unas 200 estaciones.
  • Las estaciones de servicio con ventas superiores a cinco millones de litros de gasolinas y gasóleos en 2019 tendrán que instalar al menos un punto de recarga de potencia igual o superior a 50 kW.
  • Para las gasolineras con ventas inferiores a cinco millones de litros se establece como criterio pero que lideren las ventas de las provincias, islas o ciudades autónomas en que se hallen, siempre que no haya gasolineras con ventas superiores a cinco millones de litros.
    Más de 800 gasolineras están incluidas en ambos grupos que también tendrán que instalar, mínimo, un cargador de 50 kw o más.

La norma establece, además, que el punto de recarga tendrá que estar instalado dentro de las instalaciones de suministro de combustible o en los terrenos adyacentes a una distancia no superior a 300 metros.Nuevo punto de recarga de EDP en el área de servicio de Palazuelo, en la A-66, entre León y Benavente.

Excepciones

La norma aprobada por el MITECO contempla tres excepciones por las que las gasolineras quedan libres de la instalación del cargador.

La primera es para aquellas estaciones de servicio que ya cuentan con un cargador de las características establecidas en la norma.

De gasolineras a ‘hubs’ de movilidad sostenible, el nuevo concepto de Galp para sus estaciones de servicio

La segunda exime a las gasolineras que “no puedan cumplir las condiciones técnicas o los requisitos de calidad y seguridad industrial que sean de aplicación”.

En la misma línea, el pliego de condiciones establece que no estará obligadas a instalar un cargador las estaciones de servicio que demuestran que les resulta inviable ejecutar la acometida eléctrica necesaria para el punto de recarga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí