El Tesla Model Y ha sido sometido a las pruebas de seguridad de la NHTSA. Los resultados han sido tan buenos como Elon Musk esperaba, pues el nievo coche eléctrico que llega de Palo Alto ha conseguido la máxima calificación.

En lo que a seguridad se refiere, los ingenieros de Tesla han hecho un buen trabajo con el Model Y. El utilitario eléctrico ha sido sometido a las pruebas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estadounidense. Esta entidad, conocida por las siglas NHTSA, es el alter ego del EuroNCAP en Europa y, como esta, se encarga de probar y validar la seguridad que ofrecen los nuevos modelos que salen al mercado ante diferentes situaciones.

También como sucede con el EuroNCAP, los vehículos sometidos a las pruebas de choque reciben una puntuación en función de la protección que ofrecen a los ocupantes ante un impacto frontal, lateral… La calificación obtenida se refleja en forma de estrellas, siendo cinco el máximo que se puede conseguir.

Tesla Model Y, su seguridad en cinco claves

Como parte de su Programa de Evaluación de Autos Nuevos 2020, la NHTSA ha sometido a las pruebas el Tesla Model Y de tracción integral y largo alcance (AWD).

Este modelo comparte plataforma y arquitectura con el Tesla Model 3 de manera que no sorprende que los resultados en las pruebas de choque hayan sido similares a las obtenidas por este en su momento. Las claves:

  1. La estructura de la carrocería del Tesla Model Y está reforzada y reforzada, incluso más que el Model 3, en pos de su calificación de seguridad de cinco estrellas.
  2. En caso de colisión, este coche eléctrico está diseñado para distribuir las fuerzas del choque alrededor de la cabina y lejos de los ocupantes del vehículo, lo que reduce en gran medida el riesgo de lesiones.
  3. Las zonas de deformación delantera y trasera y las estructuras laterales optimizadas permiten que el Model Y gestione la energía del impacto de manera muy eficiente, reduciendo las aceleraciones en el vehículo y, lo que es más crítico, en sus ocupantes.
  4. Además, la estructura del Model Y incluye elementos que mitigan la intrusión en la cabina, creando una celda de seguridad robusta con suficiente espacio para que los sistemas de sujeción avanzados se desplieguen y brinden aún más protección a los ocupantes.
  5. Otro dato importante es que el vehículo está diseñado sobre una plataforma suspendida que gira en todas las direcciones para medir físicamente el centro de gravedad y los momentos de inercia. Esto hace que, tal y como refleja la evaluación de la NHTSA, el Model Y tenga un riesgo de vuelco del 7,9%, el más bajo de cualquier SUV registrado hasta la fecha por la organización.

El compromiso de Tesla con la seguridad

“La seguridad es el núcleo de cada vehículo Tesla y el Model Y se beneficia de años de inmensa pasión por la seguridad de los vehículos”, explican orgullosos desde la marca. “Cada Tesla viene de serie con funciones avanzadas de prevención de accidentes y protección de peatones, que incluyen frenado automático de emergencia, advertencia de cambio de carril y advertencia de colisión frontal, entre otras”, prosiguen.

Tesla se compromete a “ayudar a los clientes a prevenir accidentes evitables siempre que sea posible y, cuando no sean evitables, ayudar a mitigar las lesiones en la mayor medida posible”. “De hecho, creemos que el Model Y se encuentra entre los vehículos más seguros disponibles para los consumidores en la carretera”, puntualizan.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here