Movilidad eléctrica

Los puntos de carga municipales de Barcelona dejarán de ser gratuitos a partir del viernes. El ayuntamiento de la ciudad condal ha decidido aplicar un cargo anual por uso que será de 50 euros para conductores particulares y 100 euros para profesionales.

La red de carga municipal de Barcelona cuenta, a día de hoy, con un total de 500 puntos de recarga para vehículos eléctricos. Según publica Betevé, todos dejarán de ser gratuitos a partir del viernes 18 de enero. La empresa municipal B:SM justifica el cambio alegando que lo hacen para “garantizar un uso eficiente de la infraestructura”. También porque los ingresos generados permitirán “cubrir la inversión que se destina para mantener y hacer crecer la red de puntos de recarga”.

Un abono anual para usar los puntos de carga de Barcelona

Según adelanta el medio digital, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido aplicar un pago único anual por el uso de sus puntos de carga públicos, instalados tanto en aparcamientos como en la calle.

La cantidad a abonar por el uso de los puntos de carga de Barcelona será diferente en función del perfil del conductor:

  • Los conductores particulares que quieran recargar la batería de sus vehículos eléctricos tendrán que tramitar un abono anual de 50 euros (25 euros el primer año) que se podrá compartir con dos familiares.
  • También se podrán utilizar los cargadores públicos sin abono. En este caso se ha establecido una discriminación horaria que fija los precios más bajos para el horario nocturno: 0,35 euros/kWh con abono y 0,44 euros/kWh sin abono
  • Para los usuarios profesionales, el precio del abono anual asciende a 100 euros (también hay descuento del 50% para el primer año).
    Aquellos profesionales que quieran usar los puntos de carga públicos de la ciudad condal sin haber contratado previamente un abono podrán cargar a 0,40 €/kWh en horario diurno y de 0,35 €/kWh en horario nocturno para coches y furgonetas

Medio millar de cargadores en espacios públicos

A día de hoy, los servicios municipales de Barcelona gestionan un total de 512 puntos de carga en espacios públicos: 367 están en aparcamientos de gestión municipal (196 son para coches eléctricos y 173 para motos eléctricas); los 145 cargadores restantes se ubican en la vía pública (25 para coches y 120 para motos).

instalar un punto de carga

Respecto a la potencia, de los 145 puntos de carga instalados en la vía pública, 25 son de carga rápida, lo que supone que permiten recuperar hasta el 80% de la capacidad de la batería en 30 minutos. El objetivo de B:SM es que esta cifra aumente hasta 55 puntos de carga rápida en 2024. La previsión es que 16 entren en funcionamiento en 2021 a los que se sumarán cinco cada año entre 2022 y 2024.

Los planes del servicio municipal barcelonés adelantan también la instalación de 57 nuevos puntos de carga en aparcamientos municipales; para ello, calculan una inversión de 3,5 millones de euros.

La red de carga municipal para vehículos eléctricos cuenta en la actualidad con más de 5.000 usuarios que realizan una media de 7.000 cargas al mes.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here