Advertisement

En julio de 2021, Porsche hizo un llamamiento para que los 1.300 proveedores directos que participan en sus proyectos de fabricación de componentes utilizasen únicamente energías renovables.

Un año después, la marca de Sttutgart hace balance y asegura que, a día de hoy, los proveedores seleccionados para los proyectos de nuevos modelos Porsche se han comprometido a cambiar su producción para utilizar energía verde certificada. Por tanto, “trabajan junto a la compañía para reducir la emisión de CO2 en la cadena de suministro”.

Objetivo: una cadena de valor neutra en carbono en 2030

“Estamos aplicando nuestra estrategia de sostenibilidad en materia de adquisiciones junto con nuestros proveedores directos”, afirma Barbara Frenkel, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Compras.

De esta forma, Porsche avanza en su objetivo de tener una cadena de valor neutra en carbono en 2030, su cadena de valor sea neutra en carbono.

Esto incluye los futuros coches eléctricos con batería, cuya fase de utilización también será neutra en la emisión de carbono. Con ello, el fabricante de coches deportivos no solo demuestra su compromiso con el Acuerdo de París, sino que también establece la pauta para la industria automovilística alemana.

“El requisito de energía verde para nuestros proveedores es un gran ejemplo de trabajo en equipo”, añade Frenkel. “Con el uso de electricidad procedente de fuentes de energía renovables, nuestros socios están apoyando la ambición de Porsche de lograr la neutralidad en carbono”

El requisito de energía verde es solo una de las muchas medidas adoptadas por Porsche para lograr la sostenibilidad en la cadena de suministro.

El fabricante de vehículos deportivos también recurre a enfoques creativos como los diálogos sobre sostenibilidad, un intercambio abierto de ideas con los proveedores que permite compartir conocimientos y alcanzar objetivos comunes.

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí