Podemos e IU proponen un plan de ayudas al vehículo eléctrico ininterrumpido y en función de la renta

La coalición de izquierdas del Congreso integrada por Unidos Podemos e Izquierda Unida ha registrado una iniciativa para el establecimiento de un plan de ayudas a la compra de vehículo eléctrico, ininterrumpido hasta el año 2020, en el que la cuantía de la ayuda dependa de la renta.

Según informa Europa Press la iniciativa ha sido registrada por la coalición en la cámara para su debate y votación en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad. Las ayudas económicas se establecerían de manera ininterrumpida hasta 2020 y la concesión y la cuantía dependerían de la renta del comprador, no dependiendo directamente del vehículo. El escrito se refiere únicamente a los vehículos eléctricos y no a otras tecnologías alternativas que hasta ahora siempre han estado contempladas en los planes de ayuda: GLP/Autogás, GNC y pila de combustible (aunque estos últimos sí pueden ser considerados coches eléctricos)

El autor de la iniciativa es el diputado de IU Ricardo Sixto, que firma la misma junto con el coordinador general de IU, Alberto Garzón, y el portavoz de Energía de Unidos Podemos, el diputado de En Comú Podem Josep Vendrell.

Un plan de dos años ininterrumpido

El escrito considera “ineficiente, insuficiente e inadecuada la fórmula usada hasta ahora por el Gobierno del PP”, refiriéndose a los planes establecidos hasta ahora para favorecer la compra de vehículos eléctricos: Movele, Movea y Movalt. Por ello reclama “un plan estable de ayudas económicas para el vehículo eléctrico, ininterrumpido hasta el año 2020 que evite que las ventas se concentren en momentos puntuales y queden paralizadas hasta la aprobación de nuevas ayudas como sucede actualmente”.

Mayor dotación presupuestaria

Las últimas versiones de los planes de ayudas establecidas, tanto bajo el nombre de Movea como los últimos Movalt se han agotado en apenas 24 horas tanto para la compra de vehículos como para la instalación de infraestructura de recarga, lo que indica que la demanda está por encima del presupuesto asignado a ellos. Por ello la iniciativa exige aumentar su dotación aludiendo a que en los Presupuestos Generales del Estado la dotación de estas ayudas es de tan solo 50 millones de euros.

El precio de los coches eléctricos es la principal barrera para su adopción, según los españoles
VEM 2016

Según Ricardo Sixto “Es insólito que el Gobierno considere que las cantidades presupuestadas para financiar actuaciones de apoyo al vehículo eléctrico son suficientes para cambiar el parque móvil español”. Además le acusa de “no predicar con el ejemplo con su propio parque móvil” y de adolecer de una “falta de planificación recurrente (…) La respuesta del Gobierno es siempre la misma: acompañar un proceso lento de transición en lugar de liderarlo”.

Ayudas en función de la renta

La iniciativa pide que los planes de ayudas cuenten con criterios de progresividad para que tanto su concesión como la cuantía de las mismas se vinculen a la renta de los beneficiarios.

La coalición insiste en que el Gobierno debe garantizar “en el corto y medio plazo financiación suficiente para la adquisición de vehículos eléctricos“, y evitar con ella “que el acceso a este tipo de vehículos se concentre entre los segmentos de población de mayor renta per cápita“.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here