Las Zonas de Bajas Emisiones de Madrid y Barcelona son los ejemplos más nombrados, pero no son estas capitales las únicas que trabajan en planes de movilidad que benefician a los vehículos eléctricos

La Ley de Cambio Climático aprobada por el Gobierno establece una serie de tareas de obligado cumplimiento para las ciudades.

En la lista de deberes para todos los municipios de más de 50.000 habitantes figura la creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) que deben estar en funcionamiento, como muy tarde, en 2023. “También se deberá impulsar la movilidad eléctrica compartida y el uso de medios de transporte eléctricos privados”, establece la norma.

Advertisement

Hay ciudades no quieren apurar el plazo y anuncian planes de movilidad para reducir las emisiones derivadas del tráfico en sus calles. Algunas medidas ya están plenamente instauradas; otras lo estarán en los próximos meses. Todas están enfocadas a reducir de forma progresiva la circulación de vehículos sin etiqueta medioambiental de la DGT, renovar el parque móvil e impulsar la venta de modelos más eficientes, especialmente eléctricos.

Bilbao, Barcelona como referente

El Ayuntamiento de Bilbao trabaja en una Zona de Bajas Emisiones en su núcleo urbano.

Fuentes del consistorio explican que su intención es “poner en marcha una ordenanza que regule la limitación de vehículos para evitar las emisiones”. Quieren que sea “más parecida a la de Barcelona, por su flexibilidad, que a la de Madrid, porque pese a ser más flexible, la de Barcelona afecta a un área más extensa y no ha dado problemas como la de Madrid, que está suspendida”.

Las ventajas de las que van a disfrutar los modelos con etiqueta Cero Emisiones en 2022 en Madrid y Barcelona

Los primeros borradores en estudio contemplan restringir el acceso a los barrios de Indautxu y Abando; y que por el Casco Viejo y el barrio de Zorrotzaurre estará limitado a vehículos electrificados.

El Irizar i2e circula por Bilbao
El Irizar i2e circula por Bilbao

Málaga, ‘timing’ apurado

Los planes de movilidad del Ayuntamiento de Málaga contemplan restringir el acceso a los vehículos más contaminantes en un área de 437 hectáreas (4,3 km2) por las que, a diario, circulan más de 200.000 vehículos.

Salvo retrasos inesperados, los primeros pasos se darán en marzo de 2022 con la intención de que la ZBE sea una realidad en octubre de 2023. La inversión estimada es de 5,2 millones de euros.

Sevilla, tres ZBE para mediados de 2022

La capital andaluza aprobó el pasado mes de junio su Plan de Movilidad Urbana Sostenible, un conjunto de medidas que se irán aplicando de forma progresiva hasta 2030.

Entre las metas fijadas está la creación de una Zona de Bajas Emisiones en la Isla de la Cartuja a la que, más adelante, se sumarán otras dos, una en el casco antiguo y otra en la zona de Triana.

La idea es que estas restricciones estén operativas antes del verano de 2022, tras un periodo de información y de transición para que la ciudadanía se habitúe a esta nueva forma de circular. Un total de 53 cámaras velarán por el cumplimiento de las restricciones.

Mallorca

Las Islas Baleares destacan por ser una de las regiones más activas en el impulso de la movilidad eléctrica.

Entre sus planes para reducir las emisiones del tráfico rodado está la creación de una ZBE en el centro de la isla, con 1.053 plazas de ORA en la que solo podrán estacionar residentes (se permitirá la circulación pero los no residentes deberán estacionar bajo superficie).

Esta medida está incluida en el proyecto ‘Palma Camina’, con un total de siete acciones que se irán calendarizando a lo largo de los próximos meses y que incluyen la ampliación de las actuales áreas de circulación restringida ACIRE.

Zaragoza, más allá del casco histórico

Zaragoza espera conseguir siete millones de la partida del Plan de Recuperación que el Gobierno destina a la descarbonización de las ciudades (más información en el recuadro). De esta forma podrá sufragar la logística necesaria para poner en marcha una ZBE que todavía no está delimitada pero se espera sea más amplia que el casco histórico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here