Nissan y Mitsubishi, a través de su empresa conjunta NMKV, han desarrollado un kei car eléctrico. Como es habitual en este segmento, destaca por sus reducidas dimensiones y precio asequible. De momento, solo estará disponible en Japón.

Poco conocidos en Europa, los kei cars son un tipo de vehículo muy popular en Japón. Se reconocen por sus reducidas dimensiones, su estética bizarra, contenidas emisiones y precio asequible.

Estas características no son aleatorias, sino de obligado cumplimiento para todos los fabricantes que quieren entrar en el segmento que, además, es de los que más matriculaciones acumula en el país de sol naciente.

Aunque su origen se remonta a 1950, la normativa que regula cómo deben ser los kei cars data de 1998. Establece que sus dimensiones (largo/ancho/alto) no pueden superar los 3,4/1,48/2,0 metros. Mientras que la cilindrada y potencia deben quedar por debajo de 660 cc y 47 kW (64 CV).

El kei car eléctrico de Nissan y Mitsubishi

Bajo la dirección de planificación y desarrollo de NMKV, el Kei Car ha integrado las tecnologías avanzadas de Nissan, la experiencia de Mitsubishi en la fabricación de coches Kei, y también las tecnologías de electrificación combinadas de ambas empresas.

Dicen de él que ofrece “autonomía suficiente para el uso diario”; además de una experiencia de conducción “suave y potente” propia de los vehículos eléctricos, así como una “gran seguridad y confort gracias a la adopción de avanzados sistemas de asistencia al conductor y de conectividad”.

El kei car eléctrico de Nissan y Mitsubishi saldrá a la venta en verano; el primero lo comercializará como Nissan Sakura y el segundo lo hará con la denominación Mitsubishi eK X.

En ambos casos estarán propulsados por una batería de 20 kWh y un motor eléctrico conectado a las ruedas delanteras de 63 CV.

Tendrán tres modos de conducción: Eco, Estándar y Sport. Y la tecnología de conducción con un solo pedal (que Nissan ha consagrado con el Leaf). La autonomía homologada es de 180 km.

Para la recarga, necesita unas ocho horas en un enchufe japonés normal; mientras que la opción de recarga rápida permite recuperar en unos 40 minutos el 80% de la capacidad de la batería.

De los eléctricos de Nissan, el nuevo kei car eléctrico hereda un buen número de tecnologías como la asistencia al conductor ProPilot con control de crucero adaptativo, dirección asistida y Start-Stop. También tiene el sistema ProPilot Park, que controla la dirección, el frenado y los cambios cuando se estaciona en paralelo o perpendicular.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here